Naschel: sigue el conflicto pero no habría medidas de fuerza

Naschel: sigue el conflicto pero no habría medidas de fuerza

Los delegados de los trabajadores de la fábrica textil Navegante, volvieron a reclamar, sin éxito, la reintegración o total indemnización de los 80 empleados despedidos. Relaciones Laborales llamó a una audiencia para el 16 de septiembre.

El conflicto por los 80 empleados despedidos de la fábrica textil Navegante, de Naschel, continúa sin solución. Este jueves hubo dos nuevas reuniones, en las que el gremio pidió nuevamente la reintegración o total indemnización a los despedidos. Los trabajadores decidieron  no tomar ninguna medida de fuerza para no agravar aún más la situación y esperarán hasta la próxima audiencia, convocada para el 16 de septiembre por Relaciones Laborales.

Por la mañana se reunieron en el edificio del Programa Relaciones Laborales en Concarán para alcanzar definitivamente una solución al conflicto. Además, los empleados reclaman por sus salarios, las condiciones de trabajo, vacaciones atrasadas y dejar unos 30 días sin efecto el despido de los 80 empleados.

Alberto Lindow,  jefe del Programa Relaciones Laborales, dijo antes de la última reunión del jueves, realizada durante la tarde, que los despidos son ineficaces y que continúan con la conciliación obligatoria. “Son 15 días hábiles administrativos y estamos tratando de que las partes dialoguen y  la empresa demuestre lo que dice. El abogado de la empresa comunicó que el  lunes o martes de la semana próxima entregará la documentación para el comienzo de procedimiento de apertura de crisis”.

Lindow declaró que están evaluando el tema de las suspensiones. “Abriremos el procedimiento de crisis que lleva 15 días hábiles en los que la empresa deberá demostrar su situación y las partes acordar un plan para salir del conflicto. A eso nos vamos abocar cuando presenten la documentación y en base a eso nos pondremos  a trabajar”, detalló.

Por su parte el delegado de los empleados, Pablo Alaniz, dijo que le están abriendo las puertas a la empresa, brindándoles muchas oportunidades para que salga de la crisis. “La empresa tiene intenciones de seguir, pero de lo que no tendría intenciones es de reincorporar la gente despedida”.

Comentá la nota