“Es necesario un aumento salarial pero se podría haber pedido de otra forma”, dijo Martínez Lastra

Así lo manifestó el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales, Roberto Martínez Lastra, en el marco de la inauguración de una nueva oficina del gremio, que comenzará a funcionar en el predio de la ex fábrica Buxton. Se refirió a los “compañeros autoconvocados”, a quienes les pidió que “en vez de pelearse traten de ver cuál es el objetivo común que es mejorar los sueldos de todos”.
En un escenario convulsionado por los recientes reclamos sectoriales presentados por los trabajadores municipales, crecen las pujas internas y se clarifican las diferencias en torno a las acciones que se están llevando adelante.

Conocidos los entredichos y los vaivenes originados a raíz de esta situación, las variadas posturas tomadas en base a cómo se tendría que manejar un reclamo de tales características y quiénes deberían estar al mando, parecieron intensificarse en los últimos días.

Por un lado, el grupo de médicos y trabajadores de la salud del Hospital Municipal “Ramón Santamarina” insisten en su búsqueda por una recompensación salarial del 50 por ciento. En virtud de ello, los autoconvocados –afiliados y no afiliados- volvieron a reunirse en la mañana de ayer en asamblea y hoy tienen previsto conversar con médicos y profesionales nucleados en Cicop para delinear las siguientes acciones.

Hasta el momento, y habiendo presentado una nota al gremio que conduce Roberto Martínez Lastra -que cuenta con 340 firmas, 118 afiliados y 223 no afiliados- las aguas parecieran continuar cada una por su curso.

Del otro lado, el Sindicato de Trabajadores Municipales se encuentran a la espera de iniciar la negociación con el Ejecutivo, en base al pedido de un 20 por ciento de aumento salarial presentado hace unos días. Desde la institución, ratificaron además su desacuerdo en torno a cómo se manejó la situación en el centro asistencial.

Ayer, en la sede del STMT alrededor de 30 delegados de distintas áreas, en compañía de directivos del sindicato, se reunieron para manifestar su postura. Según explicó el secretario general del sindicato, Roberto Martínez Lastra, “se efectuó la reunión de delegados y uno de los temas fundamentales fue lo que está pasando en el hospital. Cada delegado tomó su postura”.

En la ocasión, el gremialista explicó que se pidió “orgánicamente” un aumento del 20 por ciento e informó que “eso se va a respetar”. Seguidamente, reconoció que “no estamos en contra de nada, lo que sí de algunas formas de actuar y que no se respete a la institución”.

Martínez Lastra recalcó también la presencia de una oficina del sindicato en el hospital, en donde “cualquiera de nosotros que nos llamen, íbamos a estar. Hubiera sido mejor tratar de juntarnos todos y ver si el porcentaje y el pedido era el adecuado para todos pero se mandaron solos”.

Por otro lado, en cuanto a las “ofensas” dirigidas hacia la institución y a su persona expresadas en varias carteleras colgadas en las paredes del pasillo principal del nosocomio, el secretario general apuntó a que “ello va más allá de un pedido salarial”. Entonces, afirmó, “cómo voy a intentar dialogar después con gente que está poniendo eso ahí. No me importa que digan cosas de mí, lo que sí cuando ponen que hay que desafilarse masivamente” porque, según acotó, “el que quiere a la institución no se puede mandar a desafiliar así”. Acá, indicó, “hay otro fin, otro trasfondo pero ya saldrá a la luz”.

“Seguimos por

el 20 por ciento”

En relación al pedido formal que presentó el sindicato al Ejecutivo y en base al cual esperan una respuesta dijo: “Espero que el Ejecutivo vea hoy que las realidades de la inflación son otras de las que muestra el Indec”.

Si bien admitió que “nos va a costar conseguir este aumento”, subrayó que “nosotros ya tenemos un 25, vamos por un 20 más. Un 50 es algo exclusivamente que no está hecho por el fin de pedir, sino de debilitar la institución”.

Tras la última visita que efectuó recientemente al nosocomio municipal, acompañado de los demás directivos del sindicato, contó que “cuando paso por el Hospital nadie dice nada, por eso digo que no son todos los trabajadores y muchos fueron de buena fe porque el aumento que necesitan no es de un 50 sino de un 100 si vamos a las cuentas, pero ando por el Hospital, nadie dice nada y después veo que cobardemente a través de la red social se meten con mi familia, eso es lo que me molesta”, expresó Martínez Lastra.

“El sindicato no

es el enemigo”

Martínez Lastra se refirió a los “compañeros autoconvocados” a quienes les dijo que “piensen que el enemigo no es el sindicato porque no vi un cartel dándole al Ejecutivo, ofendidos por el sueldo que cobran, el Ejecutivo es el que paga el sueldo, les pido que en vez de pelearse con los compañeros traten de ver cuál es el objetivo común que es mejorar los sueldos de todos. Para ello, vamos a estar juntos en la lucha, para el resto vamos a estar distanciados”.

La nueva oficina

en la ex Buxton

Ya en el predio, acompañado de otros gremialistas, Martínez Lastra contó que “estamos inaugurando la oficina gremial en Buxton, después de un año de conducción, y resolvimos tener presencia también acá. Ahora se está viniendo toda la parte obrera del corralón y a partir de ahora vamos a funcionar como funcionamos en el hospital, para estar más cerca de la gente. Después dicen que no estamos y estamos continuamente metidos con la gente”.

Este nuevo espacio, que contará con personal fijo trabajando, estará abierto para recibir “cualquier reclamo de los compañeros y nosotros tenemos un sistema de chequera que, para que la gente no se traslade, van a venir los compañeros, tomar los pedidos, ir al gremio, traerle la chequera, así que no se van a tener que mover”, afirmó.

Comentá la nota