La negociación de Ciurca con los gremios de la Salud no desactivó el paro que empieza el miércoles

El gobernador Pérez insistió en que no habrá una mejora del 17% de aumento que ya se ofreció a los sindicatos. Mientras que el vice precisó que se trabaja en el blanqueo de ítems para acercar posiciones. ATE y AMPROS esperan la propuesta.

La negociación que encabeza el vicegobernador Carlos Ciurca con los gremios de la Salud, ATE y AMPROS, para resolver el conflicto surgido de las diferencias en la paritaria salarial no logró el lunes desactivar la convocatoria sindical al estado de asamblea permanente desde el miércoles. La medida en la práctica implica la reducción de la atención a los niveles mínimos previstos para los domingos y feriados.

Por un lado, el gobernador, Francisco Paco Pérez, antes de partir a Buenos Aires ratificó que no habrá una nueva propuesta salarial y que se está trabajando en alguna alternativa para tratar de desactivar las medidas de fuerza.

Por el otro lado, tanto desde Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) como desde la Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud (AMPROS) ratificaron el estado permanente de asamblea en los hospitales públicos, por lo que desde el miércoles hasta el viernes la atención será mínima en los efectores públicos de salud.

A todo esto se le suma el hecho que desde lo gremios aseguran que el Gobierno miente al decir que se suspendieron 640 cirugías por los ocho días de paro.

“Pedimos a la Subsecretaría de Trabajo que el Ejecutivo provincial entregue un informe detallado, porque están mintiendo. Me da la sensación de que nos endilgan las cirugías que se suspenden porque los quirófanos no estaban en condiciones para funcionar y nos echan la culpa a nosotros de eso”, sostuvo la secretaria gremial de ATE, Raquel Blas y aseguró: “No van a tener forma de probar que se suspendió esa cantidad de cirugías por el paro”.

¿Propuesta?

La última oferta salarial entregada por el Gobierno constaba de un incremento salarial del 17% a partir de marzo que sumado al 10% que se les dio en enero hacen un total de 27% para el 2012.

Esto fue rechazado por el plenario de trabajadores de la salud, aduciendo que era muy poco. Fue ahí cuando el conflicto recrudeció y desembocó en tres días de paro la semana pasada, y en la declaración de estado de alerta y asamblea permanente, lo que deriva en tres días más con atención mínima (del miércoles al viernes) totalizando 11 jornadas en esta situación.

Lo que se está manejando en los pasillos de Casa de Gobierno es ofrecerles a los trabajadores de la salud es el blanqueo de ítems al básico.

El vicegobernador estuvo reunido con representantes de ATSA (Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina) en la mañana de ayer y comentó: “Se evalúa avanzar con compromisos incumplidos por parte del Gobierno provincial para destrabar”.

Esta sería la alternativa, ya que la orden del gobernador fue clara: “No se va a realizar una nueva oferta salarial”, refiriéndose a que no se les otorgará un mayor porcentaje de aumento del 17% a partir de marzo.

“Escuché lo de la supuesta oferta, pero formalmente no han presentado nada y esto es una cuestión muy seria porque la gente necesita saber con cuánta plata va a contar. Lo que generan estos trascendidos es angustia y ansiedad, se está jugando con los laburantes”, manifestó Blas.

Uno de los temas que seguramente harán subir la temperatura del conflicto será el cobro del sueldo de los estatales (previsto para el jueves), ya que el gobernador ratificó que en esta liquidación se descontaron tres días.

“Los ánimos se van a caldear mucho y en este escenario, ¿cómo se les puede plantear a los trabajadores que recuperen las prestaciones si les descontaron los días? Es impensado directamente”, cerró Blas.

Comentá la nota