Las negociaciones salariales públicas y privadas en Mendoza arrojaron aumentos que van del 16 al 44%

En el Estado, los trabajadores de la salud fueron los que hicieron el mejor arreglo, relegando a los docentes, quienes se levantaron contra el Gobierno no bien se conoció la suba para la sanidad. También se profundizaron las diferencias de ingresos entre los choferes de micros y los de los troles.
En el panorama gremial, los primeros y los últimos en cerrar parecen ser los más conflictivos. El SUTE, que logró una suba salarial del 28% a fines de febrero, se puso en pie de guerra por los aumentos conseguidos esta semana por ATE y AMPROS en el sector de la Salud, y ahora amenaza con no empezar las clases después del receso invernal.

Por su parte, los Judiciales siguen discutiendo en paritarias, mientras sostienen una protesta que resiente la atención en tribunales.

La mayoría de los sindicatos estatales y privados ya suscribieron acuerdos para aumentar los sueldos para este año y casi todos consiguieron incrementos que van del 16% al 44%.

Hasta ahora, los más beneficiados fueron los médicos y profesionales nucleados en la Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud (AMPROS), que conduce Isabel Del Pópolo, y los enfermeros y personal no profesional agremiados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), que lidera Raquel Blas. Ambos sindicatos cerraron las paritarias el último martes y levantaron las medidas de fuerza que venían realizando desde abril.

Las distintas propuestas y negociaciones entre ambas partes fueron elevando la cifra inicial ofrecida por el Ejecutivo, que era de un 17%, y consiguieron un aumento cercano al 34%, a partir de que el Gobierno ofreció incorporar al básico un ítem del 2009 que estaba en blanco. El paquete total sumó también un 10% otorgado en enero que eleva a 44% el número aproximado de incremento para los salarios en hospitales y centros de salud.

Con este acuerdo, el sueldo inicial de un médico quedó en cerca de $6.000, el de un enfermero profesional roza los $7.700 y el personal de apoyo apenas percibe $4.000. La cifra hizo saltar a los maestros y profesores de escuelas provinciales, nucleados en el SUTE.

A fines de febrero, y antes del inicio del ciclo lectivo 2012, ese sindicato acordó 28% de aumento, que se tradujo en un sueldo inicial de $3.000. Pero ahora pide reabrir la discusión el próximo mes para garantizar las clases después del receso invernal.

El gobernador Francisco Pérez ya descartó esa posibilidad y aseguró que no hay posibilidades de reabrir esa paritaria. Los trabajadores de Vialidad Provincial también cerraron un acuerdo salarial el último mes y lograron un aumento del 24% de suba, retroactivo a marzo. Con esto, el básico inicial quedó en $582 y un sueldo de bolsillo para alguien que recién comienza va de los $2.300 a los $2.400.

Los choferes

La brecha entre los sueldos de los choferes de las firmas privadas y los de la Empresa Provincial de Transporte de Mendoza (EPTM) sigue siendo amplia. Los conductores de micros de privados lograron un 23% que llevo el básico a $6.800 al conseguir $1.200.

Los choferes de troles, en cambio, acordaron una suba de apenas un 16%, que llevo el básico a $4.225. A esto sumaron 4 cuotas de $300 en negro, como retroactivo a los primeros cuatro meses del año. Con este arreglo, los conductores de troles que recién comienzan a trabajar percibirán cerca de $4.700 de bolsillo.

Comentá la nota