Nemesio: "no hay suma fija para los mercantiles"

"Nos han tomado para el churrete, y el desconocimiento del pago de un bono es inaceptable", disparó el titular del Centro Empleados de Comercio, Carlos Nemesio, tras conocer que los representantes de la Cámara de Comercio aducían que no estaban en condiciones de otorgar ni un solo peso a los trabajadores del sector.
El dirigente gremial dijo que los empresarios se habían comprometido a "ver el resultado de las ventas en el período de fiestas, que fue excelente", sostuvo. Nemesio dijo que bastaba "ver las calles de Santa Rosa, y que en los comercios se veía un público realmente importante". Destacó que no sólo que los comerciantes se niegan a otorgar cualquier adicional -se les había solicitado en un principio 1000 pesos, pero después se habló de 500 y hasta 300-, sino que además "a los empleados ni siquiera se les dio un reconocimiento por las horas extras trabajadas, y mucho menos un adicional extraordinario o bono como recibieron otros gremios".

Un año de protestas.

Los dirigentes mercantiles se mostraron sumamente disconformes con la actitud de los empresarios, y Rodrigo Genoni, aportó que no pueden confiar en la palabra de los representantes de la Cámara de Comercio.

Recordó que esta organización le había pedido al Centro Empleados de comercio que postergara una medida de fuerza prevista para el 24 de diciembre, con la promesa que en una audiencia posterior en los primeros días del año verían qué podían otorgar de acuerdo al nivel de ventas que pudieran producirse en las fiestas navideñas, que según estimó fueron muy buenas, superando en alrededor de un 15% las del año anterior.

Genoni advirtió que este año será de fuertes reclamos, en el marco de las paritarias, pero también en reclamo del plus patagónico.

Los dirigentes locales se mostraron absolutamente decepcionados por la actitud de los comerciantes, y comparó que paralelamente a esta negativa del comercio minorista santarroseño las grandes superficies -supermercados- otorgaron sumas que fueron entre los 700 y 1000 pesos para cada trabajador. "A nosotros nos hicieron levantar una medida de fuerza con una promesa que ahora no quieren cumplir", se quejaron los sindicalistas.

Comentá la nota