Normalizaron desde ayer la recolección de residuos

La Secretaría de Trabajo dictó la conciliación obligatoria; el gremio y la empresa cuentan con 15 días para negociar una solución al conflicto . El titular del área laboral, Roberto Jiménez, firmó la resolución luego de que los trabajadores decidieron convocar a un paro general.

Fotos ver Imágenes del día

Desde ayer al mediodía, la recolección de los residuos urbanos en la capital se realiza con normalidad, a raíz de la conciliación obligatoria dictada por el secretario de Trabajo, Roberto Jiménez. Por 15 días hábiles, las partes en pugna estarán obligadas a sentarse a negociar una salida al conflicto que se inició el lunes, luego de que un operario de la empresa Transporte 9 de Julio sufriera, el 30 de diciembre, un accidente laboral.

Sólo bastó que el sindicato de Camioneros resolviera convocar a un paro por tiempo indeterminado, desde las 8 de ayer, para que Jiménez contara con el argumento legal necesario y decidiera firmar la resolución que puso fin al conflicto, aunque sea momentáneamente.

El funcionario alperovichista había afirmado el jueves a LA GACETA que "veía muy difícil" la posibilidad de dictar la conciliación obliga, ya que no existía el conflicto colectivo entre los trabajadores. "Sólo realizan asambleas informativas y por esta modalidad de protesta es muy difícil que dicte la conciliación", había señalado Jiménez.

A raíz de la medida de fuerza que comenzó a partir de las 8 de ayer, la ciudad amaneció ayer repleta de basura. A media mañana, el gobernador interino, Regino Amado se refirió al conflicto y había instado a las partes a arribar a una solución.

Luego de la resolución por parte de la Secretaría de Trabajo, la recolección de residuos se normalizó desde las 14 de ayer. La decisión fue celebrada por el titular del sindicato de Camioneros, Pedro Mamaní. "Quiero agradecerles a mis compañeros porque tuvieron voluntad en esperar. Aunque estamos con las manos vacías por la falta de respuestas de parte de la empresa, ya está todo normalizado. Es una buena noticia para todos los tucumanos. Ahora contamos con 15 días hábiles para discutirlo al tema y espero obtener respuestas concretas", sostuvo Mamaní.

Previamente, el gerente de Transportes 9 de Julio, Ricardo Otrino había cuestionado la medida de fuerza y la había calificado de "desproporcionada". "Nos parece desproporcionada la medida porque pagamos los sueldos de convenio, en tiempo y forma, y no debemos nada. El gremio pretende ponernos condiciones a las que no podemos acceder, como el desplazamiento de un encargado", había expresado Otrino antes de que la Secretaría de Trabajo firmara la conciliación obligatoria.

El conflicto se originó el 30 de diciembre, cuando un empleado de la empresa se cortó con un vidrio mientras levantaba una bolsa de residuos y -según el sindicato- no recibió la atención adecuada por parte de los responsables jerárquicos de la firma. "Aquí hubo un claro abandono de persona del muchacho que se accidentó. Nosotros le informamos al supervisor a cargo sobre la situación pero hizo esperar 40 minutos al empleado. El supervisor se encargó de buscar un reemplazo para el puesto del joven en vez de brindarle ayuda médica. Se priorizó lo laboral por sobre el estado de salud del trabajador. Tuvo que ser auxiliado por los vecinos ya que se estaba desangrando", había declarado Mamaní ante una consulta de LA GACETA.

El dirigente denunció además que el informe del acontecimiento fue elevado como enfermedad y no como accidente de trabajo. "El accidente tendría que haber sido cubierto por la ART y no por nuestra obra social", se quejó Mamaní.

En el pedido gremial, los trabajadores también exigieron que la empresa cumpla con el pago del ítem comida a los trabajadores con licencia por enfermedad. "Desde 2005, a través de una ordenanza, se dispuso que se nos debe abonar la comida también a los trabajadores que se encuentren en un período de enfermedad. A principios de 2011 logramos que la empresa lo empiece a abonar pero sólo cumplió con algunos trabajadores", planteó el sindicalista.

Comentá la nota