Novero: “La única forma de ganar la lucha es con los barcos parados”

Novero: “La única forma de ganar la lucha es con los barcos parados”
El líder del Simape aseguró que de lo contrario estarán “condenados” a sufrir los acuerdos del Somu. Dijo que de perder la pulseada, “el gremio podría desaparecer” y confió que se gestionará una reunión con los empresarios
Desde un altar improvisado, en el fondo de la sede gremial, Juan Domingo Novero interpeló a la asamblea. Micrófono en mano, el secretario general del Simape preguntó si el paro continuaba o si cesaba en pos de aceptar el 22% desdoblado que acordó el Somu con las cámaras empresariales. “La seguimos Gato”, le gritó uno desde el fondo, y por efecto dominó llegó la decisión unánime. Los pescadores ratificaron la medida de fuerza que imposibilita, hace varias semanas, la zarpada de buques desde el puerto local. Custodiarán los muelles, en grupos de 30 personas, y resistirán, aseguraron, “hasta las últimas consecuencias”.

Pero a diferencia de veces anteriores, en las que también fue respaldada la acción gremial, en la asamblea de este martes se confesaron algunos otros motivos para la persistencia del paro. Los marineros confiaron que perder esta pulseada, más allá de lo salarial, implicaría el “sometimiento y legitimación del Somu como representante de los pescadores” y en consecuencia, “el estado de crisis” para el Sindicato Marítimo de Pescadores, que nació en el 2000, justamente, por oposición al espacio que lidera Omar Suárez.

La asamblea fue convocada para informar a los afiliados el resultado de la reunión que el martes por la noche mantuvieron Novero y el intendente Gustavo Pulti con la viceministra de Trabajo de Nación, Noemí Rial.

“Le comentamos la situación y acordamos buscar una solución alternativa. Le tiré un par de ideas a la ministra, como para ver qué se puede hacer para seguir y terminar con el conflicto. Quedó en gestionar esas posibilidades”, dijo Novero.

Como el dirigente evitó explicar lo que a dos meses de conflicto llama “idea alternativa”, El Atlántico se comunicó con uno de sus allegados para interpretar el concepto. “Lo que quiso decir es que la ministra gestionará lo que sea efectivo para que los empresarios se sienten a dialogar”.

En este punto, vale detenerse: desde que se iniciaron las medidas de fuerza -en abril- los marineros no compartieron ni una sola mesa de negociación con las cámaras privadas. Ni siquiera durante la conciliación obligatoria. Los empresarios argumentan que “no pueden discutir con un gremio judicializado” y que no pueden firmar, con el Simape, “más que un convenio espejo al del Somu”.

“Es la primera vez en la historia que no se sientan a negociar con nosotros. Si nosotros no ganamos ésta, más allá del gremio, la gente va a sufrir siempre los arreglos que haga el Somu”, se lamentó Novero, que prometió que si salen bien parados de esta compulsa “la lucha del Simape será por la obtención de la personería gremial”.

Mientras se espera que Rial concrete la promesa de reunión con las patronales, los pescadores continuarán de paro. “La presión la estamos haciendo: los barcos no salen ni van a salir. En estas condiciones, aguardaremos que los políticos obliguen a los empresarios a sentarse a discutir. Y les aseguro que lo están haciendo”, aseveró Novero, ante los presentes.

“La única forma de ganar la lucha es seguir con los barcos parados. Si los barcos salen -advirtió- perdemos todos. Pierden ustedes, en principio, y pierde el sindicato, que desaparece”, reconoció con crudeza el secretario general del Simape, que por respuesta a su sinceridad ganó la ovación de la asamblea y la ratificación de su persona como referente predilecto de los pescadores.

Luego de la votación por el sostenimiento del paro, Novero pidió firmeza a sus camaradas. “Fuertes compañeros. De acá, no tiene que salir ni un solo barco. Cuidemos el muelle”, le exigió el dirigente a la tropa. Los muchachos le harán caso: desde anoche se reparten en grupos de 30 personas para custodiar la estación marítima y prohibir la zarpada de cualquier barco de empresa con asiento en la ciudad.

DE COMPAÑÍAS Y GESTOS

Como se sabe, el intendente acompañó a Juan Domingo Novero hasta Buenos Aires. Se dice que el intendente fue el gestor, o al menos el intermediario, para la reunión que anteanoche mantuvieron con la viceministra de Trabajo, Noemí Rial.

Por eso que el secretario general del Simape agradeció, a viva voz y durante la asamblea, el gesto del jefe comunal para con la lucha de los pescadores.

“El intendente se ha portado muy bien. Es el único que me ha acompañado hasta ahora y el único que estuvo cerca mío este martes y todos estos días. Ningún funcionario a nivel nacional se acercó a saludarnos ni a decirnos que están presentes, como lo hizo él”, expresó Novero.

A su turno, el secretario adjunto del Simape, Pablo Trueba, se dedicó a calmar los ánimos de algunos marineros que cuestionaron a los sindicatos que volvieron a trabajar pese al paro de pescadores.

“Los compañeros del Supa nos estuvieron apoyando hasta que este martes los apretaron. Los gremios nos bancan hasta donde pueden. Entiendan eso muchachos. Ésta es nuestra lucha y hagamos guardia y que los barcos no salgan. Si salen, lo harán con carneros. No hay otra manera. Pero sigamos firmes”, respondió, frente a las quejas de algunos. “No olvidemos -subrayó- que con este paro, defendemos a nuestro gremio”.

APUESTA AL DIÁLOGO

“Nuestro aporte es tratar de acercar posiciones, de generar un ámbito de acuerdo, de diálogo. Lo estamos haciendo con todo el entusiasmo y lo más cercanamente que podemos”, expresó el intendente Gustavo Pulti, consultado por la reunión del lunes en Capital Federal, de la que participaron también la viceministra de Trabajo Noemí Rial y el titular del Simape, Juan Novero.

El jefe comunal aclaró que se buscó evitar “cualquier cosa de exposición política de la tarea” porque –sostuvo- “esta situación la van a resolver dialogando trabajadores y empresarios”.

Pulti aclaró que de manera permanente intentaron estar cerca de unos y otros actores del conflicto, “procurando instancias de negociación y de acuerdo”. “Nada de lo que le pase al puerto de Mar del Plata puede ser indiferente para nosotros ni para nadie”, aseveró el intendente, quien planteó: “Abogamos por que en el corto plazo podamos tener las respuestas que deseamos”.

Las novedades indican que el conflicto sigue y que la reunión del lunes no permitió llegar a solución alguna. “Tampoco pensábamos que se iba a llegar a una solución”, se sinceró el jefe comunal. “Se va a arribar a una solución construyendo los pasos de a uno. Es fácil ponerse en desacuerdo, ponerse de acuerdo siempre es una exigencia. Hay que colaborar pacientemente, sabiendo que los protagonistas del acuerdo van a ser los trabajadores con los empresarios”.

“Todos queremos la felicidad de la familia trabajadora del puerto, ganando salarios justos, con empresarios que puedan trabajar y generar más empleo con sus inversiones”, subrayó enseguida.

Al referirse al rol que está cumpliendo el Ministerio de Trabajo de la Nación, sostuvo: “Como lo ha hecho en estos años de gestión, está cumpliendo un rol inmejorable. Están trabajando cercanamente con un altísimo nivel de compromiso. Lo que vemos es que toma una actitud razonable, responsable, de acompañar con prudencia”.

En ese sentido, Pulti sostuvo: “No vemos actores caprichosamente mal dispuestos, vemos actores con una preocupación por resolver razonablemente una situación, que es un conflicto importante para Mar del Plata”.

Comentá la nota