Una nueva amenaza de los camioneros

Una nueva amenaza de los camioneros
Aunque tomó distancia de los dichos de su hijo Pablo, quien había advertido que podría haber muertos, Hugo Moyano dijo que “si el Gobierno declara la guerra, los camioneros estamos preparados”. Gutiérrez recibió el apoyo de la Federación de Municipios.

El líder de la CGT opositora, el camionero Hugo Moyano, desautorizó a su hijo Pablo, quien había advertido que podría haber muertos en el conflicto que su gremio mantiene con el municipio de Quilmes. Pero antes, Moyano padre le había apuntado al oficialismo –al que acusó de impulsar la municipalización de la recolección de residuos en ese distrito– con una amenaza bélica: “Si el Gobierno declara la guerra, los camioneros estamos preparados”, sentenció, al tiempo que ratificaba junto al gastronómico Luis Barrionuevo una marcha contra el gobierno nacional para el 14 de mayo (ver aparte). En tanto, el jefe comunal de Quilmes, Francisco “Barba” Gutiérrez, recibió el apoyo de la Federación Argentina de Municipios (FAM) ante la desafiante actitud de Pablo Moyano, quien deslizó que en Quilmes se podía repetir lo de Lobería, donde un empleado municipal mató al intendente, y ayer amenazó con extender la protesta a un paro nacional de recolectores. Los diputados kirchneristas presentaron una declaración de repudio a los dichos de Moyano, y una fiscal analiza si los mismos “constituyen delito”.

“Yo no estoy de acuerdo con esas expresiones, pero, ¿qué es peor? ¿Decir lo que dijo Pablo, que está mal dicho y que no comparto, o decir que hay 430 familias que se quedan sin trabajo?”, planteó Moyano, buscando tomar distancia de la amenaza pero, a la vez, ratificando el contenido político del reclamo de su hijo. No obstante, el intendente Gutiérrez insistió en que el polémico contrato de recolección de residuos con la empresa Covelia (a la que se le atribuyen vínculos con la familia Moyano) se vence el 5 de mayo y que es la compañía la que debe indemnizar a sus trabajadores. De todas maneras, Gutiérrez aseguró que la comuna les dará prioridad para incorporarlos al futuro servicio municipalizado.

A esto también se refirió el líder de la fracción de la CGT opositora, casi en el mismo momento en que su hijo se encargaba de lanzar amenazas. Hugo Moyano afirmó que detrás del conflicto en Quilmes está la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que “les baja línea a los intendentes” –a quienes definió como “bufones del poder”– y estimó que los camiones para municipalizar el servicio de la recolección domiciliaria de basura en Quilmes “se los compró el Gobierno”, a través del ministro de Planificación, Julio De Vido, y la Secretaría de Transporte.

“Que sepa el Gobierno que si quiere guerra, los camioneros estamos preparados y que vamos a defender hasta los últimos puestos de trabajo. No me interesa que quieran joder a Moyano, yo me la banco, no soy un cagón como son ellos”, sostuvo el belicoso Hugo Moyano al ratificar junto a Barrionuevo la movilización a Plaza de Mayo para el 14.

En tanto, Pablo Moyano negó ayer vínculos familiares y gremiales con Covelia y prefirió victimizarse: “Los recolectores están preocupados”, dijo, y denunció “un ataque sistemático” a su gremio porque “está llevando adelante medidas contundentes contra el Gobierno”. Y volvió a redoblar la apuesta: “Ojalá que reflexione y que en estos días recapacite este señor (Gutiérrez) porque, si no, se va a profundizar el conflicto. Esto puede ser el principio para tomar una medida de fuerza en algún otro lugar de la provincia y en otros lugares del país, y puede haber una medida a nivel nacional de recolección”, lanzó.

El intendente de Quilmes lamentó que “un dirigente de un gremio tan importante como es Camioneros tenga esas expresiones amenazantes, incluso de muerte”. Gutiérrez ratificó que el contrato con Covelia termina “legalmente” el 5 de mayo: “Estamos dispuestos a tomar a todos los que quieren trabajar, el problema es que van a ser trabajadores del Estado y van a corresponder al sindicato municipal y no a camioneros”. También sostuvo que Camioneros “podría exigir a Covelia la continuidad de esos trabajadores en otras empresas de su propiedad, ya que la compañía tiene otras actividades”.

La FAM, que nuclea a la mayoría de los jefes comunales bonaerenses, señaló que “los intendentes estamos siempre en la defensa de los trabajadores y también del pueblo de cada municipio”. Los diputados nacionales del kirchnerismo también redactaron un “enérgico repudio” a los dichos de Pablo Moyano y de respaldo a Gutiérrez.

Comentá la nota