Nueva audiencia sin avances en el conflicto ATE-Municipio

Una nueva audiencia con resultados adversos se desarrolló esta semana en la otra instancia de negociación abierta en La Plata en el conflicto que mantienen la Municipalidad de Zárate y un sector de sus trabajadores agremiados dentro de ATE (Asociación de Trabajadores del Estado) desde hace más de un mes.
El encuentro mantenido el jueves en el Ministerio de Trabajo no arrojó saldos positivos. Las dos partes mantuvieron sus mismas posiciones y ninguna hizo lugar a lo solicitado por el organismo bonaerense como señal de “buena voluntad” para avanzar en la resolución del conflicto.

Mientras por un lado, desde el sindicato sostienen que desde el Ejecutivo se llevan a cabo “provocaciones” y “maniobras desmedidas” para que los trabajadores vuelvan a sus puestos de trabajo y abandonen las medidas de protesta o reaccionen frente a sus demandas, desde el Municipio sostienen que las autoridades sindicales han llevado a sus afiliados a un “punto sin retorno”, obligando al Estado comunal a seguir aplicando descuentos y evaluar posibles desvinculaciones laborales.

Cabe recordar que el Ministerio de Trabajo había instado a las dos partes a bajar la tensión y buscar mecanismo de resolución para tratar de destrabar una situación que ya lleva más de un mes de desarrollo.

Desde el Ejecutivo señalaron que los reintegros por los días no trabajados serían reintegrados una vez que los trabajadores volviesen a sus puestos. Sin embargo, debido a que los mismos se encuentran en estado de asamblea permanente, “un paro encubierto” para los funcionarios públicos municipales, hasta el momento no se han efectivizado.

Más allá de escuchar la exposición de cada una de las partes, el Ministerio que oficia de mediador en el diálogo de ambas partes involucradas, fijó la audiencia del jueves pasado que resultó infructuosa.

El Ejecutivo ratificó su propuesta de abonar una ayuda extraordinaria de 450 pesos que sería incorporada al medio aguinaldo de diciembre y abrir mesas de negociación para recategorizaciones y pases a planta permanente, así como el adelanto de paritarias de 2013.

Por su parte, el gremio de los trabajadores municipales continúa reclamando una recomposición salarial del 20 por ciento o el pago de cuatro cuotas no remunerativas que sumen la cifra de 2 mil pesos hasta tanto se abran las negociaciones de recomposición del próximo año.

Comentá la nota