Nueva oferta del municipio para destrabar el conflicto del Urgencias

Nueva oferta del municipio para destrabar el conflicto del Urgencias
Se reasignarán partidas para garantizar la compra de insumos y las deudas salariales se saldarán en 45 días. Iniciaron arreglos. El Suoem decide hoy si levanta la protesta que ya lleva dos semanas.
El conflicto gremial que desde hace dos semanas afecta la atención en el Hospital de Urgencias registró en la madrugada del sábado un episodio de violencia cuando los acompañantes de un paciente rompieron el acceso principal, bloqueado por la toma que llevan a cabo los empleados de ese centro de salud en reclamo de pago de deudas salariales, mayor presupuesto y reparaciones.

El episodio terminó con un detenido, y pareció marcar un límite en la escalada del conflicto gremial. El municipio luego informó que se comenzarían a derivar pacientes a hospitales provinciales, y por la tarde se sucedieron reuniones en las que participaron los delegados del Urgencias, pero también el secretario general del Suoem, Rubén Daniele, y el secretario general del municipio, Sergio Torres.

El Ejecutivo anoche presentó una serie de alternativas a las propuestas que hasta ahora habían rechazado los empleados. Según lo informado por Torres, el municipio realizará cambios de partidas presupuestarias, de modo de asignarle 12 millones de pesos más a Salud para la compra de insumos, la adquisición de equipos de radiología, ropa esterilizada, material de quirófano, medicamentos y anestesia. Los fondos serán también para los otros hospitales municipales.

Además, la propuesta incluye que las deudas salariales se saldarán en un plazo máximo de 45 días. Los empleados que no cobran sus sueldos son cerca de 50, todos incorporados en los últimos meses.

Además, se girarán en los próximos días al hospital los recursos pendientes del Fondo de Ordenamiento Sanitario. Días atrás ya fueron girados los recursos correspondientes a 2011, y lo adeudado de 2012 son casi dos millones de pesos.

Los empleados analizarán la propuesta hoy en asamblea, no obstante, anoche ya no estaban los empleados que el viernes se habían encadenado. Desde el Ejecutivo se informó que la atención era la normal de un fin de semana, con un intenso nivel de actividad por heridos de accidentes.

Ayer fue restituido al hospital un equipo de medición de gases en sangre que los cirujanos reclamaban desde hace días. Según informó el Ejecutivo, mañana comenzará la reparación de los tableros averiados, y el miércoles la de la caldera. Los arreglos demandan cerca de cinco millones de pesos.

La protesta del Urgencias comenzó hace dos semanas. Desde entonces, están suspendidas casi por completo las cirugías programadas y la atención por consultorios.

Los reclamos no se limitan al Urgencias. La semana pasada, se reiteraron las asambleas en áreas administrativas y hubo conflictos en el cementerio San Vicente, donde están paralizadas las cremaciones. Coinciden con el inicio de la discusión salarial semestral.

Comentá la nota