La nueva propuesta del PE no convenció a la sanidad

Los gremios del Siprosa rechazaron la segunda oferta del Gobierno
Jiménez advirtió que la crisis encorseta las negociaciones

Insuficiente y demasiado fragmentada. Esas fueron las consideraciones con las que los gremios que representan a los trabajadores del Siprosa caracterizaron la nueva propuesta de aumento salarial del Gobierno. Ayer, durante la tercera ronda de negociaciones paritarias en el Ministerio de Salud, el Poder Ejecutivo mejoró los números iniciales y ofertó a los cinco gremios una suba del 28% a la base de cálculo, en tres cuotas.

La nueva suma fue rechazada por los representantes sindicales y se pasó a otro cuarto intermedio. Según estimaciones, la cifra implicaría un aumento de bolsillo para un trabajador del nivel más bajo del sistema (F) de alrededor de $ 570. Los gremios afirmaron que ese dinero no tendría el impacto que esperaban, al tratarse de una suba anual. Antes, las autoridades habían ofrecido un incremento del 20% al Sindicato de Trabajadores Autoconvocados de la Salud (Sitas), a la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA), a la Asociación de Médicos Empleados (AME), al Sindicato Único de Médicos Argentinos (Sumar) y a la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN). Las reuniones podrían reanudarse mañana o bien, el martes.

"Lo que ofrecen aún es insuficiente porque todavía no se cumplieron puntos del acuerdo anterior", relativizó Adriana Bueno (Sitas). Explicó que las pretensiones de los autovonvocados tienen tres ejes: el incremento salarial del 50% sobre la base de cálculo, la reforma de la Ley de Carrera Sanitaria y las mejoras pendientes (relacionadas con la desprecarización laboral). "Es insuficiente", bramó Renée Ramírez (ATSA). Anunció que pararán y se movilizarán el día del próximo encuentro para "demostrar que es la gente la que pide un aumento". José Luis Allori (AME) consideró que no hubo progresos significativos. "Estamos lejos. Podíamos bajar un poco los números solicitando el 30% desde marzo, 15% desde junio y un 15% desde septiembre", consideró. Noemí Díaz (Sumar) y Carlos Costilla (Upcn) también coincidieron en la desazón.

El ministro de Salud, Pablo Yedlin, destacó que las negociaciones continúen por la vía del diálogo. "Evaluaremos las posibilidades porque los gremios pidieron mejorar aún más la propuesta", aseveró. Si bien reconoció que hay aspectos que restan cumplir del acuerdo anterior, explicó que se avanzó significativamente en la desprecarización laboral. "Quedan cosas que tienen que ver con la lógica del Sistema y con que el año pasado fue especial: hubo un conflicto largo y fue un año electoral. Trabajamos para que se incluyan todos los temas relacionados con la actividad", concluyó.

Comentá la nota