Nueva protesta gremial, por los detenidos

Nueva protesta gremial, por los detenidos
Luz y Fuerza, Suoem y judiciales anunciaron para hoy una huelga de 24 horas. En las escuelas de los departamentos Capital, Santa María y Colón, la UEPC llamó a abandonar tareas desde las 9 hasta las 16.30.
Los empleados de la Municipalidad de Córdoba, de Epec y judiciales realizarán hoy un paro por 24 horas, mientras que el sindicato docente llamó a abandonar tareas desde las 9 en las escuelas de los departamentos Capital, Colón y Santa María. En el resto de los establecimiento educativos habrá asambleas de tres horas por turno.

Los demás gremios estatales también realizarán asambleas en los lugares de trabajo durante tres horas por turno.

Las medidas fueron decididas ayer por dirigentes de 22 sindicatos, en rechazo a lo que consideraron una represión desmedida por parte de la Policía en la manifestación que se realizó ayer a los Tribunales I, de la Capital.

Los dirigentes, junto con delegados sindicales y trabajadores, se congregarán hoy a las 10 frente a Tribunales II, en barrio Observatorio, para reclamar la libertad de tres gremialistas detenidos: dos de Judiciales y uno de Luz y Fuerza.

Así lo comunicaron ayer José Pihen, secretario general del Sindicato de Empleados Públicos (SEP); Juan Leyría, de Luz y Fuerza; y Rubén Daniele, del sindicato de municipales (Suoem), a la salida de la reunión, realizada a las 16.30 en la sede capitalina del SEP.

Por la protesta, hoy no habrá atención en las dependencias municipales de la Capital ni en la Empresa Provincia de Energía (Epec). Tampoco trabajarán los empleados judiciales. El Banco de Córdoba (Bancor) comenzará a atender a partir de las 10, según informó el líder de la Bancaria, Raúl Ferro.

Las clases se verán afectadas sobre todo en los tres departamentos en donde habrá abandono de tareas desde las 9 hasta las 16.30 para concurrir a la movilización en los Tribunales.

Acusaciones cruzadas. En la reunión de ayer en el SEP, los dirigentes firmaron un comunicado conjunto en el que repudiaron tanto la violencia de algunos manifestantes como el accionar de la Policía. Además, responsabilizaron por los hechos al Gobierno provincial. “En particular, al Ministerio de Seguridad y al Superior Tribunal de Justicia, ya que (...) alojó a las fuerzas policiales que luego reprimieron a los manifestantes”, sostuvieron.

De la Sota. En respuesta, el gobernador José Manuel de la Sota pidió ayuda a los líderes sindicales y aclaró que sigue dialogando con los gremios. “Les pido a los compañeros dirigentes, con los cuales tenemos un diálogo permanente, que nos ayuden a individualizar a los violentos que produjeron los incidentes”, exhortó ayer por la tarde, en el Centro Cívico. Al ser consultado sobre el paro, De la Sota sólo dijo: “Lo lamento mucho”. Su Gobierno repudió lo ocurrido con un comunicado.

Por su parte, el ministro de Seguridad provincial, Alejo Paredes, sostuvo: “Nos vimos sorprendidos por esta violencia”. Dijo que las bombas tenían en su interior clavos para lastimar y consideró que la respuesta policial fue incluso mesurada en función del grado de provocación de los manifestantes.

Paredes apuntó en forma directa a los integrantes del Surrbac (recolectores de residuos) por las roturas en el Palacio 6 de Julio, a Luz y Fuerza y a algunos del Suoem, por los choques en las calles. En cuanto a la posibilidad de que haya habido infiltrados en la protesta con el objetivo de ocasionar disturbios, Paredes dijo que se está investigando y que todo está en la Justicia. La investigación está a cargo del fiscal de Distrito 1 Turno 6, José Bringas.

Comunicado del Gobierno

El Gobierno provincial difundió ayer un comunicación de repudio a “los hechos de violencia de inadaptados enmascarados que ocasionaron lesiones en policías”. Reivindicó el derecho a saber “quiénes los mandan y cómo llegaron al lugar de los hechos”.

26 heridos

Manifestantes. Anoche, a pedido de la Justicia, el 107 estaba elaborando un informe sobre los manifestantes que fueron asistidos. El servicio atendió a 15 personas, nueve con heridas de bala y seis intoxicados con gas pimienta. En tanto, un manifestante fue atendido en el Hospital de Urgencias.

Policías. Once uniformados resultaron con lesiones por bombas de estruendo y piedrazos. En el Policlínico Policial, había dos con “compromiso ocular”.

Detenidos. Hasta anoche, tres personas estaban a disposición del fiscal José Bringas. Dos serían judiciales y el restante, de Luz y Fuerza.

Comentá la nota