Nueva reunión entre el gobierno y los gremios para destrabar el conflicto docente

Nueva reunión entre el gobierno y los gremios para destrabar el conflicto docente

El Ejecutivo convocó a los sindicatos para horas de la tarde procurando llegar a un acuerdo. La administración bonaerense presentaría una nueva propuesta salarial. Dirigentes gremiales del Estado salieron a defender el acuerdo firmado por el sector con la Provincia.

Buscando destrabar un conflicto que ha ido creciendo con el correr de las semanas, el gobierno provincial convocó para hoy a las 15 en el Ministerio de Economía a los gremios docentes en lo que será un nuevo encuentro de la Comisión Técnica Salarial, el quinto de los últimos 30 días que intenta encarrilar una negociación que viene complicada.

A la cita se llega tras una huelga de 96 horas por parte de algunas de las entidades que representan a los docentes y que han hecho que en muchas escuelas recién haya comenzado hoy el ciclo lectivo. La falta de acuerdo entre el gobierno con algunos dirigentes docentes llevó a que las conversaciones fracasaran, lo que motivó al Ejecutivo a dictar una conciliación obligatoria que luego fue revocada por la Justicia.

Los ministros Alejandro Finocchiaro (Educación), Marcelo Villegas (Trabajo) y Hernán Lacunza (Economía) anunciarían una nueva oferta a los gremios que sería “superadora”, y aclararon que con esta reunión dejan de manifiesto su predisposición al diálogo para hallar una solución al conflicto.

Cabe destacar que la de hoy sería la cuarta propuesta efectuada por la Provincia. Primero los sindicatos declinaron el 18% de suba salarial en cuatro cuotas del 4,5% con una cláusula de ajuste automático en caso de que la inflación sea mayor. La segunda oferta rechazada fue la de un salario idéntico a la evolución de los precios, y finalmente la última no aceptada, presentada el viernes pasado, incluía, además del incremento en base a la inflación, un adelanto de entre 800 y 2.000 pesos a cuenta de futuros aumentos que iban a pagarse antes del 15 de marzo.

Defensa estatal

La negativa de los docentes a firmar un acuerdo con el gobierno hizo que muchos de sus delegados fustigaran el convenio logrado por los estatales en diciembre pasado, que incluía un aumento salarial en 2017 con un piso del 18%, con la posibilidad de reabrir las negociaciones cada tres meses si la inflación es mayor a ese porcentaje.

Representantes gremiales del Soeme (Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación), Salud Pública, Aeri (Asociación Empleados de Rentas e Inmobiliaria) y Apoc (Asociación del Personal de los Organismos de Control), en diálogo con diario Hoy salieron a defender el acuerdo firmado por el sector con la Provincia. Los dirigentes coincidieron en resaltar como “incomprensible” la “intromisión” por parte de ciertos líderes al juzgar el accionar de otros sindicatos, a la vez que señalaron como una “mentira” la intención de querer instalar en la sociedad a los estatales como los “culpables” de un supuesto techo salarial, cuando en realidad lo que se hizo “fue fijar un piso del 18% atado automáticamente a los índices inflacionarios”.

“Nacionalizaron una discusión de manera irresponsable”

Marcelo Villegas

Ministro de Trabajo de la Provincia

“Existe una clara intencionalidad política por parte de algunos dirigentes gremiales para sumarse a sectores de la oposición que están intentando generar una sensación de profundo malestar y ahogo social contra Cambiemos, de allí que hayan nacionalizado una discusión de manera irresponsable.

Un dirigente gremial no está votado para hacer política, sino para sentarse y conseguir los mejores acuerdos para los trabajadores. Los dirigentes gremiales estatales que han firmado un convenio con nosotros se sentaron, analizaron una propuesta, vieron que era buena para los trabajadores y firmaron.

Es el gobierno de María Eugenia Vidal el que logró, en acuerdo con los estatales, iniciar un proceso de pase a planta permanente de más de 15.000 trabajadores que estaban en forma precaria en la Provincia, y eso lo hicimos en base al diálogo y al consenso, un diálogo que muchos dirigentes docentes no quieren porque no les conviene por sus mezquindades políticas”.

“El diálogo nos va a permitir encontrar las soluciones”

Susana Mariño

Secretaria adjunta del Soeme

“Resulta indispensable que podamos reencauzar el diálogo para llevarles a nuestros compañeros docentes en toda la Provincia de Buenos Aires las respuestas que necesitan. Es urgente que gremios y gobierno podamos acordar un aumento, porque los salarios ya no resisten la pérdida del poder adquisitivo. 

En ese sentido, tal como lo hicimos a fines del año pasado en la paritaria estatal, desde el Soeme impulsamos una serie de iniciativas que tienen el objetivo de lograr que los docentes comiencen a recibir un salario digno. Por ejemplo, debe actualizarse de forma urgente el incentivo docente, que se financia con fondos federales, e incorporarse a su vez al salario real, dejando de ser una suma en negro. A su vez, tenemos que tener en cuenta el esquema establecido en la paritaria estatal que posibilita actualizar los sueldos automáticamente en función de la medición del Indec, lo que permite evitar que el salario de nuestros compañeros siga perdiendo la carrera frente a la inflación.

Desde el Soeme queremos hacer nuestro aporte para alcanzar la paz social y por eso pedimos al gobierno que haga el mayor esfuerzo posible. Asimismo, consideramos que es indispensable redoblar los esfuerzos para que la Provincia de Buenos Aires reciba los recursos que realmente le corresponden en materia de coparticipación y del denominado Fondo del Conurbano. Si no empezamos a encontrar soluciones a este problema estructural, Buenos Aires seguirá siendo económicamente inviable y los conflictos serán permanentes”.

“Esperamos que haya una oferta razonable”

Roberto Baradel

Secretario general de Suteba

“Vamos a una nueva reunión con el gobierno provincial con la esperanza de que haya cambiado su actitud y presente una oferta que sea razonable para que los docentes podamos vivir con dignidad.

Todas las proposiciones que han hecho desde el Ejecutivo han sido inadmisibles, fundamentalmente porque no hablan nada sobre recomponer la pérdida salarial que tuvimos durante 2016. Además, nos han ido provocando, aduciendo que los docentes, el año pasado, le ganamos a la inflación, algo que a la vista de los números oficiales y privados es totalmente absurdo.

Queremos que acabe el conflicto, pero hasta ahora hemos chocado con la intransigencia de un gobierno que no quiere sentarse a negociar, sino que busca imponer su postura a como dé lugar, sin otorgar paso a ofertas alternativas que hemos presentado desde los gremios.

El reclamo central no pasa solamente por lo salarial y la exigencia de que desde Nación se convoque a una reunión paritaria por parte del ministro Esteban Bullrich, sino que también pedimos condiciones dignas para desarrollar nuestras actividades; que se arregle la infraestructura escolar; y que haya elementos para brindar clases, cosas que por el momento brillan por su ausencia”.

“Este año, los trabajadores estatales no vamos a perder con la inflación”

Miguel Zubieta

Secretario general del Sindicato de Salud Pública bonaerense

“Este año, lo que hicimos fue establecer pautas salariales a partir del 1° de enero. Nuestros compañeros, a partir de ese mes, ya cobraron ese 4,5%. Es decir, antes de que arrancara la inflación, que comenzó en enero con un 1,3%, noso­tros ya cobramos el 4,5%. De esta forma, ya estuvimos por encima de la inflación.

Esto salió de la inteligencia de las organizaciones sindicales para darle previsibilidad a los compañeros, ya que todos estamos disconformes con los salarios porque la inflación los vino consumiendo año tras año. En este 2017, por lo menos, los trabajadores estatales tenemos la alegría de que no vamos a perder con la inflación.

Es mentira cuando dicen que noso­tros pusimos la negociación en un 18%, no hay que hablar de 18%, sino que hay que hablar de los índices de inflación, de la cláusula gatillo, que significa que sí o sí vamos a estar con los valores de la inflación o por encima de ellos, siempre en beneficio de los trabajadores que representamos.

Nosotros decimos que es un acuerdo histórico: nunca en las paritarias uno pudo ajustarse trimestralmente de acuerdo a los índices de la inflación; esta es la parte histórica”.

“La propuesta salarial que firmamos fue histórica e inédita”

Jorge Baldovinos

Secretario general de AERI

“Nosotros apuntamos siempre al diálogo. Podemos no coincidir ideológicamente con el gobierno de turno, pero debemos ser responsables ante los compañeros que representamos y siempre hemos intentado, a través del debate, arribar a lo que nuestros compañeros resuelven.

Las organizaciones gremiales en paritarias deben respetar las decisiones de otros gremios, ya que son realidades distintas, y cada organización gremial debe responder a sus afiliados, no a lo que pueda opinar algún que otro dirigente sindical.

Desde los gremios del Estado provincial firmamos un muy buen acuerdo, que expresa que el 18% es un piso, lo que debe quedar claro para todos los trabajadores. Si la inflación durante el año arroja un 25%, el aumento salarial para los trabajadores de la Ley 10.430 va a ser del 25%, porque esta cláusula de ajuste automático es retroactiva al mes que se produjo el desfasaje.

La propuesta salarial que nosotros firmamos fue histórica e inédita, ya que logramos un piso salarial y el ajuste por la inflación. Primero, es un piso; segundo, es con carácter retroactivo; y tercero, si la inflación es inferior al 18%, habremos ganado con respecto al costo de vida”.

“Estamos muy satisfechos con el acuerdo que hicimos”

Pedro Fernández

Secretario general de APOC

“El tema del 18%, que con el conflicto docente se ha puesto sobre el tapete, es algo que logramos los gremios del Estado en diciembre pasado. Se trata de un muy buen acuerdo que es un piso, jamás un techo, como muchos quieren hacer entender en forma maliciosa.

Yo creo que hay mala fe de algunos dirigentes. Meterse en otro convenio colectivo, bastardeándolo, es tener un accionar con mala intención. De lo contrario, estarían subestimando la capacidad de los dirigentes del sector público de la Provincia que estamos nucleados en Fegeppba. Hay otros gremios que también lo aceptaron por fuera y hay 200.000 empleados públicos que no nos están tirando huevos o piedras en las oficinas de los gremios. 

Lo que firmamos nosotros es un muy buen arreglo, que garantiza no perder poder adquisitivo: siempre estuvimos corriendo atrás de la inflación y en este caso no va a pasar. Estamos muy contentos y satisfechos con el acuerdo hecho.

Tomar una medida de fuerza como decretar un paro, en el marco de la educación, debe darse en una situación catastrófica. Toda la población argentina coincide en que los chicos no deben perder más días de clases”.

Coment� la nota