Nuevas protestas de trabajadores de Lear en reclamo de cumplimiento del fallo judicial por reincorporaciones

Trabajadores de la autopartista Lear y organizaciones sociales y políticas realizaron hoy una nueva protesta en la autopista Panamericana, en el partido bonaerense de Tigre, y en el Puente Pueyrredón, para reclamar que la empresa cumpla el fallo judicial que dispuso la reincorporación de despedidos.

Las dos manifestaciones se hicieron en el marco de una Jornada Nacional de Lucha que incluyó cortes en las ciudades de Bahía Blanca, Córdoba, Rosario, Neuquén, San Miguel de Tucumán y San Salvador de Jujuy.

Los manifestantes, igual que el viernes, obstruyeron la circulación vehicular entre las 7.30 y las 10 en el kilómetro 31,500, mano hacia el norte de la provincia de Buenos Aires, y en el puente Pueyrredón, hacia Capital Federal. 

Los trabajadores y las organizaciones sociales y políticas reclamaron el cumplimiento de una medida cautelar de la Sala X de la Cámara de Apelaciones del Trabajo, que el 22 de enero dispuso la reincorporación de los despedidos.

En un comunicado, los trabajadores explicaron que “se trata de un fallo de Cámara que, como todos saben, no puede ser anulado por ninguna disposición de un juez de feria de primera instancia, como pretendió hacer la empresa”.

El conflicto con los trabajadores de Lear comenzó el 28 de mayo de 2014, cuando la autopartista despidió a 110 trabajadores y suspendió por tiempo indeterminado a 330, de los cuales 16 permanecen como cesanteados.

El director general de la autopartista Lear, Antonio Marín, había afirmado el domingo que la empresa no reincorporará a los 16 operarios y advirtió que la compañía, de capitales en su mayoría estadounidenses, va “a seguir en el país” mientras “no estorben dentro de la planta”.

Marín expresó en esa oportunidad que los trabajadores fueron despedidos “por medidas disciplinarias” y citó entre ellas “ausentismo prolongado y falta de cooperación”.

El directivo de Lear manifestó, asimismo, que se trata de “gente a la que no le interesa trabajar. Lo único que les interesa es venir a provocar disturbios dentro de la planta”.

El director general de la autopartista también sostuvo que los despedidos “tienen la posibilidad de cobrar la indemnización y además 20 sueldos” y afirmó que “la única negociación posible es que ellos vengan y cobren ese plus de 20 sueldos que les estamos ofreciendo”.

La decisión empresarial de concretar suspensiones y despidos derivó en una serie de cortes en la Panamericana, en la localidad bonaerense de General Pacheco, donde la Gendarmería reprimió varias protestas.

Comentá la nota