Nuevo acto de las centrales opositoras

Nuevo acto de las centrales opositoras

La protesta está convocada a las 16 a la Plaza de Mayo en coincidencia con el aniversario de la represión del 19 de diciembre de 2001. La lista de reclamos abarca la suba del mínimo no imponible y de las asignaciones familiares.

La CGT de Hugo Moyano, la CGT Azul y Blanca de Luis Barrionuevo y la CTA opositora de Pablo Micheli se movilizarán hoy a las 16 a Plaza de Mayo para reclamar por la suba del mínimo imponible, la eliminación de los topes a las asignaciones familiares, el aumento a los jubilados y el reintegro de los fondos de las obras sociales. A más de una década del 19 de diciembre de 2001, cuando la represión del gobierno de la Fernando de la Rúa dejó 39 muertos, sectores políticos, sociales y sindicales criticaron el uso oportunista de la fecha.

Un mes después del 20N, cuando las principales centrales sindicales opositoras protagonizaron una jornada de paro y piquetes en la ciudad de Buenos Aires, la CGT y CTA opositoras convocan a una movilización para reclamarle al Gobierno. Han expresado su adhesión y participación la Federación Agraria de Eduardo Buzzi, el Peronismo Federal, el Movimiento Socialista de los Trabajadores, la Corriente Clasista y Combativa, Barrios de Pie, el Movimiento Teresa Vive y la FUBA, entre otros. La Unión Cívica Radical no participará orgánicamente, como había anunciado el lunes el diputado Ricardo Alfonsín. Sin embargo, un comunicado firmado por la cúpula radical ratificó que sólo serán de la partida la Organización de Trabajadores Radicales y la Juventud Radical. Luego de congregarse en distintos puntos del microcentro, los manifestantes confluirán en Plaza de Mayo, donde los principales oradores serán los sindicalistas Pablo Micheli y Hugo Moyano. En lugar del gastronómico Luis Barrionuevo, hablará Carlos Acuña, del gremio de estaciones de servicio.

“El acto contra el Gobierno es de oportunismo político y una falta de consideración a lo que sucedió el 19 de diciembre de 2001”, sostuvo ayer el referente del MTD Aníbal Verón, Juan Cruz Daffunchio. Aseguró que la manifestación busca “trazar un paralelismo” entre la crisis que enfrentó el gobierno de De la Rúa y el presente. Opinó que “este momento político no tiene nada que ver” con aquel de “represión y un modelo neoliberal que expulsaba a grandes sectores de la población del sistema, particularmente a los trabajadores, y que había confiscado los ahorros de la clase media”. El dirigente social Luis D’Elía coincidió y recordó que “ni Micheli ni Moyano estuvieron en la calle el 19 de diciembre”, cuando inclusive la mesa nacional de la CTA se habría manifestado “en contra de participar en aquella jornada histórica”. Criticó la convocatoria al paro “el único mes en que los trabajadores argentinos no van a pagar impuesto a las ganancias y en un escenario donde Cristina ha convocado a una gran paritaria”.

El delegado general de ATE Capital, Walter Pignataro, dijo que “unos 800 delegados no participarán de la manifestación”. “No sólo porque no estamos de acuerdo con la fecha elegida –explicó–, sino que nunca pensamos que Micheli podía marchar con unas figuras como Barrionuevo, Moyano o el Momo Venegas.” Agregó que “hay puntos para reclamar pero no en esta fecha”. De esta manera no asistirán “trabajadores de la Anses, del Indec, del Hospital Malbrán, del Francés, de los Talleres Protegidos, de Parques Nacionales y del Ministerio de Salud, entre otras dependencias”.

El diputado del Frente Transversal Edgardo Depetri criticó la acción gremial contra el Gobierno que logró “cinco millones de puestos de trabajo, paritarias, la estatización del sistema previsional, más del 6 por ciento del PBI destinado a educación la Asignación Universal por Hijo, la integración de Latinoamérica y, sobre todo, memoria”.

Coment� la nota