Nuevo gremio rural K para enfrentar al de Venegas

Interna entre los trabajadores del campo.

Desde que sindicalista peronista Gerónimo “Momo” Venegas” se plantó a favor de los productores en el conflicto por las retenciones móviles en 2008, el gobierno de Cristina Kirchner nunca perdonó al titular de la Unión de Trabajadores Rurales y estibadores (UATRE). Primero le quitó la administración de la histórica libreta del peón rural. Ahora, a semanas de dejar el poder, brindó un cerrado aval a la flamante Federación Nacional de Trabajadores Agrarios (FATA), que peleará con la UATRE por la representatividad de los trabajadores del campo.

La FATA, que reúne a 11 gremios, fue presentada el viernes en un acto promocionado desde el propio aparato estatal. Participaron el ministro de Trabajo, Carlos Tomada; el subsecretario de la Provincia de Buenos Aires, Carlos Molina, y el titular del Registro Nacional de Trabajadores Rurales (RENATEA), Guillermo Martini. Este organismo antes era manejado por las cuatro entidades agropecuarias y el gremio de Venegas, pero fue estatizado luego de la pelea entre el gobierno y el campo.

La Federación kirchnerista -que desde el vamos expresó su apoyo a Daniel Scioli-, “tendrá presencia en 17 provincias”. La forman horticultores de Buenos Aires, tareferos de Misiones, frutihortícolas de Río Negro y otros gremios de San Juan, Tucumán, San Luis, Mendoza, Santa Fe, La Rioja, Salta y Jujuy.

Comentá la nota