Nuevo paro y movilización del sindicato de Luz y Fuerza

La huelga duró seis horas y tuvo un alto acatamiento. El sindicato dice que EDEA desconoce su representación gremial y "persigue" a los afiliados que reclaman sus derechos.
Con un alto acatamiento y fuertes cuestionamientos a EDEA -empresa a la que acusan de desconocer su representación gremial-, el Sindicato de Luz y Fuerza realizó ayer un nuevo paro y movilización por las calles de Mar del Plata.

La medida de fuerza, que duró seis horas y tuvo una adhesión del 100 por ciento según el gremio, se convirtió en la segunda en una semana. "No podemos permitir que EDEA nos siga ignorando y desconociendo como organización sindical", dijo el secretario general de Luz y Fuerza, Fabián Polverini.

El plan de lucha de los trabajadores consistió en un paro técnico, manual y administrativo llevado a cabo en cooperativas, centrales y dependencias de la empresa de energía. Allí los manifestantes exigieron "el fin de la discriminación gremial y salarial por parte de EDEA".

El paro, que abarcó toda la jurisdicción (Santa Clara, Santa Teresita, Ayacucho, Dolores, Pinamar y Mar de Ajó, entre otras localidades), incluyó una movilización por las calles del centro de la ciudad. La protesta se inició alrededor de las 11 de la mañana en Oceba (Organismo de Control de la Energía de la Provincia de Buenos Aires), ubicado en 3 de Febrero entre Independencia y Catamarca, y continuó en el centro de atención al cliente de EDEA, en Independencia y 25 de Mayo. Luego, la columna de manifestantes se concentró frente al Ministerio de Trabajo bonaerense (Luro y España) y finalizó su recorrido en la sede del sindicato de Luz y Fuerza, en 25 de Mayo y Olazábal.

Desde el gremio dijeron que EDEA "judicializa" y "persigue" a los afiliados que reclaman sus derechos. "Buscan generar miedo como metodología de control y dirección empresarial", afirmaron. En ese sentido denunciaron que los trabajadores son controlados con cámaras de seguridad "que tienen como único fin vigilar y castigar e intentar sancionar y perseguir judicialmente". El Ministerio de Trabajo bonaerense, agregaron, "ya resolvió que esas cámaras atentan contra el derecho a la intimidad de los trabajadores".

En el marco de la protesta, Polverini señaló que tanto EDEA como las centrales de la costa desconocen la "legítima" representación de Luz y Fuerza. "Somos la organización que cuenta con mayor número de afiliados y posee la personería gremial que lo legitima. Sin embargo, los empresarios acuerdan las condiciones salariales y laborales con el sindicalismo empresarial representado por la Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza (Fatlyf) y a nosotros no nos permiten participar de las paritarias", sostuvo.

Por otro lado, en el gremio denunciaron que el marco regulatorio que dio origen a las privatizaciones en la década de los ´90 no se cumple. A modo de ejemplo hablaron de la falta de inversiones que "hace que los cortes sean cada vez más frecuentes". Y dijeron que el marco regulatorio también establece que la empresa debe contar con locales de atención al público distribuidos estratégicamente. "EDEA sólo dispuso un centro de atención comercial, cuando debería contar con al menos cinco. Eso genera, además de malestar en los usuarios, situaciones de estrés y hacinamiento entre el personal".

Para finalizar, Polverini agradeció a los trabajadores por el alto acatamiento que tuvo el paro, aseguró que continuarán denunciando la "impunidad" de la empresa y afirmó que el sindicato no va a permitir que se desconozca su representación gremial.

Coment� la nota