Nuevos excesos en manifestación gremial

Nuevos excesos en manifestación gremial
Los desbordes nuevamente caracterizaron la manifestación convocada por ATE, cuando miembros de este nucleamiento gremial ingresaron a diversos organismos públicos en actitud inapropiada.
Agentes que prestan servicios en el Ministerio de Infraestructura y en la Dirección Provincial de Rentas, fueron los más afectados por el proceder de los gremialistas, que direccionaron su reclamo en contra del patrimonio público.

Este sector reclama un aumento salarial del 30%, planteo claramente superior a las paritarias oficiales de todo el país que no superaron el 24%, pretensión inviable para las posibilidades financieras del Estado provincial, empeñado en sostener principios de previsibilidad.

Por otra parte, debido a la decisión de deliberar en “asambleas” dentro de los edificios públicos, estos resultan sensiblemente afectados en su operatividad. Tal es el caso de Rentas, que no reúne condiciones adecuadas para prestar servicios, resultando coartada la posibilidad de efectuar todo trámite en la órbita de este organismo clave para la dinámica contable y financiera de la provincia y los contribuyentes.

En una provincia que no está en condiciones de resistir desencuentros, producto de evidentes intereses políticos, las medidas de fuerza desproporcionadas tienen que ser erradicadas, pues nada tienen que ver con el derecho a huelga, emparentándose, en todo caso, con un proceder reñido del interés del conjunto de los trabajadores y de los jujeños en general.

Comentá la nota