El número dos de Moyano amenaza con irse de YPF y lanzar un paro petrolero

El número dos de Moyano amenaza con irse de YPF y lanzar un paro petrolero
El dirigente le anticipó ayer al camionero que analiza dejar su puesto en el directorio de la petrolera. También prepara medidas de fuerza para exigir aumentos salariales
ELIZABETH PEGER Buenos Aires.

El sector petrolero y en particular la nacionalizada YPF parecen haberse convertido en el nuevo terreno de la disputa política entre el Gobierno y Hugo Moyano. El dirigente petrolero Guillermo Pereyra, número dos de la CGT que lidera el camionero, adelantó ayer en un encuentro con Moyano y el resto de los gremios de la central que analiza dejar su puesto en el directorio de YPF molesto por el decreto del Ejecutivo que regula el mercado de hidrocarburos. Según indicaron referentes del moyanismo, Pereyra contó a sus pares que tras la implementación de ese decreto las empresas petroleras decidieron suspender la negociación para definir el aumento salarial del sector.

Al ser consultado por la información, el propio Pereyra ratificó sus críticas contra el decreto, al que calificó de “inconstitucional”, pero negó por ahora su renuncia como director de YPF. No obstante, cerca de Moyano insistieron en que la dimisión del gremialista del directorio de la petrolera “es un hecho”. También en otros ámbitos de la actividad petrolera admitieron estar al tanto de las versiones sobre el posible paso al costado del sindicalista.

En diálogo con este diario, Pereyra relativizó esas versiones pero se mostró muy crítico sobre las políticas del Gobierno en el sector petrolero y alertó con inminentes medidas de fuerza. “Vamos a un escenario de confrontación”, advirtió.

El titular del sindicato del Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa ya convocó a un plenario de delegados del gremio para el próximo martes en el que se resolverá la fecha de un paro.

Inicialmente Pereyra tenía previsto convocar a una huelga para esta misma semana, pero esa decisión quedó en suspenso luego de la intervención del Gobierno, que fijó para el miércoles pasado una nueva reunión paritaria en el Ministerio de Trabajo. Sin embargo, durante esa negociación no se registraron avances por la suba salarial para el sector, situación por la cual el sindicato optó por acelerar el plan de lucha.

“Las empresas se quejan del cepo al dólar, argumentan que el Gobierno con este decreto les va a regular los precios y dicen que no pueden dar aumentos que después no pueden pagar”, explicó otro sindicalista del sector petrolero respecto al estado de la paritaria.

Si finalmente Pereyra concreta su amenaza de renunciar al directorio de YPF, el sillón que le corresponde en la petrolera a la representación de los trabajadores deberá ser ocupado por otro gremio de la actividad.

Sin embargo, ayer no estaba claro si un eventual reemplazo correspondería al titular de la Federación del Petróleo y Gas Privado, Alberto Roberti; al jefe del SUPE, Antonio Cassia; o al líder de los jerárquicos petroleros de Neuquén, Manuel Arévalo.

Comentá la nota