Las obras sociales recibirán más plata por el personal doméstico

Las obras sociales recibirán más plata por el personal doméstico
Les llegarán $ 156 de cápita al mes, aunque los trabajadores seguirán aportando $ 100.
Con la presencia de la plana mayor de la CGT oficialista, la superintendenta de Servicios de Salud, Liliana Korenfeld, detalló ayer cómo se repartirán durante el próximo año $ 6.500 millones de pesos entre las obras sociales sindicales. Aunque contentos con el anuncio, los gremialistas dejaron en claro que insistirán con otros reclamos. “¿Conocés algún sindicalista que esté conforme?”, repreguntó a Clarín el metalúrgico Antonio Caló. Y completó: “Vamos por más”.

Después de la derrota del kirchnerismo en agosto, la central sindical aliada de la Casa Rosada se anotó como propios dos anuncios del Gobierno: la mejora en Ganancias y ahora el reparto de más fondos para las obras sociales.

Entre los sindicalistas impera la idea de qué este es el momento de pasar con la factura para cobrar por su declarado oficialismo. “El Gobierno no se puede dar el lujo de perder en plena campaña el apoyo de la central que aún le es aliada. Necesitan de esta CGT en la que están todos los gremios industriales”, interpretó un dirigente de la central que encabeza el metalúrgico Antonio Caló.

El dirigente estuvo presente ayer en la presentación que hizo Korenfeld del nuevo sistema que promete inyectar $ 1.900 millones de fondos adicionales a las obras sociales. Consultado sobre si el anuncio estaba relacionado con la campaña electoral, Caló contestó: “Bienvenido sea si es electoralista, lo que importa es que el beneficio es para los trabajadores”.

Ariel Lieutier, gerente general de la Superintendencia, detalló que los recursos que recibirán las obras sociales saldrán del Fondo Solidario de Redistribución (FSR), que se forma con un porcentaje de todos los aportes sociales de los trabajadores y empleadores.

El sindicalista José Luis Lingeri calculó que el FSR acumula cerca de $ 7.000 millones por año. Pero según el anuncio se repartirán entre las obras sociales $ 6.500 millones. ¿Darán a pérdida esos 500 millones?, quiso saber Clarín. “No, querido, buscaremos la forma de que los repartan. Quizá puedan usarse para los tratamientos de fertilización asistida u otras patologías”, explicó un dirigente.

De los $1.900 millones adicionales que se distribuirán, 890 millones irán a las obras sociales que atienden a monotributistas y personal doméstico. Las obras sociales se resistían a seguir dándoles atención médica porque consideraban que la cuota de $ 100 que recibían era muy baja. Esos trabajadores seguirán pagando lo mismo, pero con estos nuevos fondos las obras sociales recibirán $ 156 de cápita, según una cuenta de Lingeri.

La Superintendencia también especificó que $ 420 millones se repartirán entre las obras sociales que atienden a jubilados. Así, la cápita de los jubilados aumentará en los hechos de $192 a $296, de acuerdo a Lingeri. Según Korenfeld el nuevo sistema se pondrá en marcha a partir de la publicación en el Boletín Oficial, lo que ocurriría hoy o mañana.

Comentá la nota