Obreros bloquearon el acceso a San Martín

Obreros bloquearon el acceso a San Martín
Se trata de desocupados que reclamaron fuentes laborales. Levantaron el corte cerca del mediodía.
Un grupo de obreros desocupados de la construcción bloqueó ayer el acceso a la localidad en reclamo de fuentes laborales.

El corte se realizó por la mañana en el camino de ingreso a la altura del vertedero de residuos domiciliarios y fue levantado cerca del mediodía. Es que el intendente Juan Carlos Fernández recibió a dos delegados y acordó una reunión el lunes en el Concejo Deliberante para abordar el problema.

Varios efectivos de la Policía provincial arribaron al lugar en cuatro móviles, y tras dialogar con los manifestantes, éstos decidieron ubicarse a un costado de la ruta y permitir el paso de los vehículos mientras se desarrollaba el encuentro de los representantes con el jefe comunal.

Acompañado por el secretario de Gobierno, Guillermo Carnaghi, Juan Carlos Fernández recibió en su oficina a Gabriel Salamanca y Pablo Giménez, representantes del grupo de desocupados. Expusieron que recurrieron al corte porque aseguraron que “agotaron todas las instancias previas” ante el delegado local de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA), Guillermo Olarán”. Los delegados lo criticaron al asegurar que “se dedica más a la política que a defender a los compañeros trabajadores”.

Incorporación

Durante la reunión, el intendente aseguró que no hay posibilidades de incorporar más personas bajo ninguna modalidad contractual, aunque recibió un listado con los nombres de diez obreros. Les indicó que harán gestiones ante empresas y profesionales del rubro a fin de lograr que puedan generarse puestos de trabajo.

Así, los obreros decidieron levantar el corte de ruta y quedó acordada una nueva reunión para el lunes próximo en el Concejo Deliberante para evaluar la situación.

Por otro lado, el delegado de la UOCRA local, Guillermo Olarán, negó las acusaciones de los manifestantes, señalando que “nuestro gremio no va a alentar la pelea entre compañeros, la violencia o los cortes de ruta”.

“Estamos combatiendo el trabajo en negro y esclavo. Hemos realizado inspecciones y no encontramos ninguna irregularidad; y cuando las hubo las denunciamos”, enfatizó.

Comentá la nota