Obreros cesanteados acentúan su reclamo

Casi una decena de trabajadores cesanteados en la obra de ampliación de la sede judicial, suponen que el ministro Varela debe intervenir decisivamente para que los desocupados puedan acceder a un importante monto de dinero para sus liquidaciones salariales.
El plantel de albañiles que trabajó en las obras de ampliación de la sede judicial de esta ciudad -suspendida hace más de dos meses- continúa sin percibir los haberes adeudados por la constructora y apunta a la responsabilidad del gobierno. Por tratarse de una responsabilidad compartida, entienden que el Ministerio de Obras y Servicios Públicos debería intermediar para que la liquidación de sueldos se consolide.

Tras haber tomado conocimiento de la disponibilidad de un monto de dinero, los obreros desempleados hacen hincapié en la necesidad de una decisión en ese sentido por parte del titular del organismo provincial, Jorge Varela.

Esa fue la visión de Pedro Olguín, uno de los más afectados de la Constructora del Oeste, adjudicataria de los trabajos, que quedaron interrumpidos desde el 14 de marzo pasado, cuando una inspección oficial decidió rescindir el contrato correspondiente.

Desempleados.

Es preciso recordar que en esa misma ocasión y hasta esa fecha, Ricardo Peralta y Pedro Olguín se desempeñaban como capataz y empleado respectivamente, con la tarea de custodiar el lugar y sus bienes en el obrador desde principios del corriente año. Entre los demás nombró a Juan Fuentes, Santiago Pardiño, Néstor Alvarez, Waldo Galván y Sebastián Miranda.

Es que en diciembre pasado, la firma Constructora del Oeste habría comunicado la cesación de empleo con otros cinco o seis trabajadores. Sin embargo, trascendió que dicho trámite se habría producido en forma verbal, sin mediar la comunicación oficial mediante el telegrama de despido. En consecuencia, además de Peralta y Olguín, otra media docena de trabajadores de la construcción quedaron a la espera de sus liquidaciones salariales.

A los primeros, la constructora les estaría adeudando seis quincenas de trabajo, mientras que entre los restantes dicen existir otros períodos menores, aunque también reclaman por no haber sido despedidos oficialmente.

Recursos disponibles.

Pedro Olguín acentuó en diálogo con esta corresponsalía que en la actual etapa, por intermedio de la Delegación de Relaciones Laborales existiría una disponibilidad de dinero a distribuir entre los trabajadores. Sin embargo, recalcó que debería ser el ministro Jorge Varela quien se preocupe por la situación de los trabajadores.

Simultáneamente, reconoció la participación de directivos de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra), que acompaña el reclamo puntual. Inclusive, destacó en que en algún momento, la Oficina de Trabajo achense le habría requerido al gremio una colaboración, para realizar la determinación de los haberes adeudados a cada trabajador, suponiendo que las liquidaciones ya estarían confeccionadas.

Sin embargo, la incertidumbre generalizada continúa vigente entre los obreros, particularmente afectados por sus compromisos, con abultadas deudas atrasadas, que siguen postergándose ante la continuidad del conflicto y con una carencia en la toma de decisiones, que atribuyen directamente al responsable de la cartera de Obras Públicas de La Pampa.

Comentá la nota