Obreros siguen de huelga en la minera Vale

Unos 600 afiliados a la UOCRA mantienen la medida de fuerza en reclamo de la equiparación salarial pactada con la empresa. Ayer visitaron el obrador delegados del sindicato, pero no lograron destrabar el conflicto y dijeron a nuestro diario que no hay gente armada.

Ayer retornaron a la capital de la provincia los dirigentes gremiales de la Unión Obrera de la Construcción de Mendoza, tras fracasar en el intento de a hallar una solución al conflicto planteado por obreros de las empresas Techint y la brasileña Odebrecht. Según fuentes del lugar donde la empresa Vale explota el yacimiento de sales de potasio al sur de Malargüe, los 600 obreros de las mencionadas firmas ocuparon sus lugares de trabajo ayer a la mañana pero iniciaron una huelga “de brazos caídos”.

Según ese informe los dirigentes sindicales de la UOCRA Mendoza estarían exigiendo la equiparación de sueldos con los del personal de la empresa Skanska, contratista del consorcio que construye las obras complementarias en la zona. El martes pasado, por ejemplo, la situación se estaba tornando difícil para quienes trabajan en la minera, dado que grupos de choque habrían intentado cortar el paso de los obreros y empleados especializados de Skanka que intentaban continuar con sus tareas. Ese mismo día viajaron desde Mendoza Miguel Guerrero, secretario gremial de la Unión Obrera de la Construcción y seis integrantes más del Consejo Directivo a los efectos de conciliar para llegar a un acuerdo entre las partes, teniendo en cuenta que entre la UOCRA, la Subsecretaría de Trabajo y la empresa habrían firmado un convenio respecto al problema que suscitó el conflicto.

Pero finalmente no se llegó a ningún acuerdo entre las partes y la situación habría empeorado tras la decisión de los obreros de realizar la huelga de brazos caídos. Los huelguistas insisten en su postura de no permitir el ingreso a los 600 obreros de Skanska por lo que los trabajos siguen paralizados. Como anticipamos ayer, el conflicto reside en el reclamo de equiparación del gremio de la construcción para que sus afiliados ganen 7 mil pesos mensuales en la categoría de ayudantes, mientras para los oficiales y personal especializado reclaman salarios de entre 9.500 a 10 mil pesos, similares a los que perciben los trabajadores de otras empresas contratistas de Vale.

La UOCRA niega presencia

de personas armadas

Miguel Guerrero, secretario de Organización Gremial de la UOCRA Mendoza y José Lemos, delegado de UOCRA en Malargüe, hicieron llegar ayer una nota a nuestra redacción solicitando que aclaremos que en la obra no hay personas armadas, tal como señaló una fuente que citamos en nuestra edición de ayer, a fin de llevar tranquilidad a los obreros y sus familias. “La realidad es otra” –señalan- “y después de terminar las negociaciones que se están llevando a cabo les será informada por este mismo medio. Nos preocupa la información difundida a través de su prestigioso medio ya que lo único que produce es intranquilidad a nuestros compañeros trabajadores de la construcción y sus respectivas familias, que no ayudan para nada y solo desprestigian a nuestra organización sindical”.

Comentá la nota