Muy ofendido, el SEP retira sus embajadores

Muy ofendido, el SEP retira sus embajadores
Condicionó su participación en las paritarias de este año a que la Provincia deje de dialogar con las agrupaciones gremiales díscolas en Salud.

Ofendido por tener que compartir la discusión salarial con otras agrupaciones gremiales, el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) condicionó seriamente su participación en la mesa paritaria de 2014, y se declaró en "estado de alerta".

Así se lo hizo saber este martes el propio secretario gremial del sindicato, José Pihen, al ministro de Trabajo de la Provincia, Adrián Brito, a través de una carta personal.

"Hemos tomado conocimiento por vía periodística, que el ministro de Salud (Francisco Fortuna ha resuelto incorporar a la negociación salarial a nucleamientos que no sólo no cuentan con personería gremial, requisito indispensable para participar en una negociación paritaria según la legislación vigente en la materia, sino que ni siquiera son organizaciones sindicales", señala Pihen en la misiva enviada ayer a Britos.

El titular del SEP se refiere a las agrupaciones gremiales Médicos Unidos (MU), Unión de Trabajadores de la Salud (UTS) y a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), las que fueron convocadas días atrás -y por primera vez- por Fortuna a sumarse a las negociaciones salariales de este año. El SEP siempre se opuso a que el Gobierno dialogara con estos sindicatos "díscolos" de su representación gremial, y ahora que la Provincia ha cambiado de postura amenaza con "pintarse la cara".

Pihen también le enrostró a Brito que muchos becarios, pasantes, monotributistas y trabajadores de planes sociales no hayan recibido el bono de 1.000 pesos a fin de año, y le reclamó regularizar dicha situación.

Y en la misma línea, le recordó que el Gobierno aún no revisó los coeficientes salariales correspondientes al Escalafón Ley 9361, tal como lo había reclamado el SEP en el marco de la negociación por el plus navideño.

El actual acuerdo salarial entre el SEP y la Provincia rige hasta el 31 de enero próximo, con lo cual la reunión paritaria debería conformarse y ponerse a discutir salarios cuanto antes de cara a este 2014, cosa que parece bastante difícil con uno de sus principales actores abandonando la mesa antes de sentarse a la misma.

No por 3. El SEP no reconoce la representación gremial que ATE, Médicos Unidos y UTS tienen en los hospitales.

Comentá la nota