Ofensiva gremial para frenar intento de Moyano de conducir la futura CGT reunificada

Sostienen que la nueva central necesita un cambio de figuras en la conducción y un liderazgo consensuado. Disputas por los preparativos de la marcha del 29 de abril

Las distintas vertientes de la CGT comprometidas en el proceso de unidad de la central obrera avanzarán esta semana en ese objetivo con una premisa compartida por la mayoría de la dirigencia: evitar que Hugo Moyano hegemonice la toma de decisiones en el marco de las negociaciones en marcha e intente convertirse en el líder de la futura entidad reunificada.

La preocupación por la ofensiva interna de camionero unifica a múltiples espacios: desde los grupos de "independientes" y "gordos" de la CGT oficial hasta sectores que integran la central de Luis Barrionuevo y los poderosos gremios del transporte agrupados en la CATT. También los sindicatos del denominado MASA, el bloque que responde a Omar Viviani, actualmente fuera del proceso de unidad, repudian que Moyano pretenda hacerse del máximo sillón de la futura central. 

Entre esos grupos destacan los gestos de Antonio Caló y Barrionuevo, que anticiparon que no pujarán por ocupar la futura conducción cegetista y exigen el mismo renunciamiento de parte del camionero con el argumento de central reunificada necesita de una renovación de liderazgos. "Sea un unicato o un triunvirato, la apuesta es nominar una jefatura nueva, con figuras no tan desgastadas", afirmó uno de los dirigentes que participa de las negociaciones por la reunificación.

Pese a la que esa definición deberá aguardar un tiempo, será parte de las conversaciones que mantendrán mañana por la tarde los miembros de la llamada "mesa de unidad" en la sede porteña de la Fempinra. Allí la discusión se centrará en la elección del lugar en el que finalmente las tres CGT concretarán la movilización convocada para el 29 de abril, en consonancia con el Día del Trabajador, para exigir una ley para frenar los despidos y el tratamiento legislativo de la reforma del impuesto a las Ganancias.

Si bien un par de semanas atrás, durante el último encuentro en UPCN, se había acordado que la protesta se efectuaría frente al Monumento al Trabajador, en la esquina de las avenidas Independencia y Paseo Colón, Moyano anunció en forma unilateral el jueves pasado que la marcha concluirá frente al Congreso. Cerca del camionero, quien hoy se mostrará en Del Viso junto al titular de Aeronavegantes, Juan Pablo Brey, en la inauguración de una nueve sede de ese gremio, defendieron ayer la idea del cambio de lugar del acto y recordaron que originalmente cuando se pensó en la marcha se mencionó que fuera frente al Parlamento.

El resto de los grupos cegetistas ya anticipó su rechazo tajante a ese cambio. "Si no se cumple con lo que se acordó, no vamos a participar del acto", advirtió un dirigente del sector de independientes y reprochó que Moyano intente imponer condiciones al resto de los gremios. Otro referente de la CGT de Caló apuntó: "Los legisladores ya nos recibieron y nos escucharon. Si se quiere reclamar en serio hay que ir a Plaza de Mayo".

Comentá la nota