Con ofertas diferenciadas, se cerraría acuerdo con estatales

La Provincia propuso un aumento mayor para los que menos ganan: 41% para porteros y 33% a enfermeros. Críticas
El gobierno bonaerense ofreció ayer a los gremios estatales un aumento salarial que para las categorías más bajas del escalafón rondará el 41% y que se pagará en dos cuotas. Sin embargo, la oferta no sobrepasará el 20% para quienes ocupan los peldaños más altos de la escala, con lo que ahora se abrió un fuerte debate entre los sindicatos que se dividen entre aceptar y rechazar el ofrecimiento. Sin embargo, la Provincia parecía anoche encaminada a conseguir la aprobación de la propuesta, ya que podría ser avalada por algunos gremios que, por cantidad de afiliados, forman mayoría en la paritaria. Esto ocurriría si UPCN -que hoy discutirá la propuesta en un plenario de delegados- y el Sindicato de Salud Pública -si consigue que el Ejecutivo firme el decreto que establece una jubilación especial por insalubridad para sus representados- terminan aprobando la oferta formalizada ayer por la administración de Daniel Scioli a los gremios. Tal como adelantara este diario, la propuesta llevada a la paritaria por los funcionarios consiste en el pago de dos sumas fijas. Una, es una bonificación atada al régimen horario de cada agente (30, 40 y 48 horas), y la otra es un monto variable que es considerablemente más alto para los sectores que menos ganan como los porteros, enfermeros y empleados de Niñez. Por tal motivo, ninguna de estas sumas impacta sobre el sueldo básico, de manera tal que el aumento no disparará distintas variables atadas a ese concepto como antigüedad y otras bonificaciones lo que va en detrimento de los sueldos más altos. La mejora hace eje en los sectores que menos ingresos perciben. Por caso, un portero que trabaja 30 horas semanales recibirá en marzo 950 pesos y en agosto, en la segunda cuota del aumento, 599,96 pesos más. Así, la mejora para este sector de trabajadores será de 1.550 pesos (41,9%) de bolsillo. En cambio, para un admistrativo también del régimen de 30 horas, el aumento final será de 1.258 pesos. Pero para aquellos agentes que ocupan peldaños más altos en el escalafón, el aumento tendrá un menor impacto. Por caso, un agente de la categoría 18 con 40 horas semanales y 30 años de antigüedad, recibirá un 14% de mejora, según detallaban ayer fuentes sindicales. Otro sector beneficiado por la modalidad del aumento es el personal hospitalario. Por caso, un administrativo pasará a cobrar 7.736 pesos a partir de marzo y unos 8.300 pesos en agosto (37%) y un enfermero 8.500 pesos desde este mes y 9.100 pesos a partir de agosto (33%). TIRONEOS E INCERTIDUMBRE Con el esquema presentado ayer a los gremios estatales, la Provincia siguió los lineamientos que venían pidiendo algunos sectores en el sentido de articular una oferta que tuviera un mayor impacto sobre los empleados que menos ganan. Pero este esquema abrió grietas entre las organizaciones gremiales, aunque ayer parecía corporizarse la posibilidad de que la Provincia pudiera arribar a un acuerdo para cerrar la paritaria con los trabajadores de la ley 10.430, a partir de la aceptación que podrían terminar definiendo algunas organizaciones que, en conjunto, tienen mayoría de afiliados. Pero la oferta también ya generó rechazos. Por caso, AERI, el gremio que representa a los trabajadores de Arba, ministerio de Economía y el Registro de la Propiedad, rechazó de plano el ofrecimiento. “La propuesta es peor que la que ya habíamos rechazado del 24%”, le dijo a este diario el titular del sector, Jorge Baldovino. Por su parte, ATE también rechazó la oferta aunque rescató “algunos aspectos positivos como el hecho de que el aumento sea mayor para los que menos ganan”. Y pidió que la propuesta sea mejorada.

Comentá la nota