CGT oficial y opositora salen de lleno a jugar en la región

CGT oficial y opositora salen de lleno a jugar en la región
Se trata de la central, identificada con Sergio Oyhamburú alineada al gobierno que ya fue regularizada y que esta semana comienza a recorrer las intendencias en entrevistas con los mandatarios. Por otra parte, está la promovida por Julio Carrizo que se normaliza el jueves con la presencia de Hugo Moyano y Gerónimo Venegas. Los gremios de Brown, Echeverría, Ezeiza, Lomas, Perón y San Vicente se alinean. El papel de la Azul y Blanca.

La ruptura que se dio a mediados del año pasado en el marco de la Confederación General del Trabajo (CGT) alcanza formalmente a la regional local a partir de esta semana, con la presentación y entrevistas con intendentes por un lado, y con la “bajada” de referentes que bendecirán un congreso normalizador por otro lado. Para muchos, parecen quedar atrás las diferencias feroces que llevaron a la regional Almirante Brown, Esteban Echeverría, Ezeiza, Lomas de Zamora, Presidente Perón y San Vicente, una ruptura plagada de fuertes críticas, acusando mutuamente la carencia y falta de aval para continuar con el intento de reconstruir una CGT ya sea alineada con la oficialista que encabeza el UOM Antonio Caló, y la opositora del camionero Hugo Moyano, que terminaron de diferenciar definitivamente al secretario general de su adjunto, Sergio Oyhamburú y Julio Carrizo.

En conversación con LA TERCERA, tanto Oyhamuburú como Carrizo hablaron de haber alcanzado un modo de convivencia bajo el paraguas de ambas centrales y esta semana saldrán a la cancha buscando influir en lo que será uno de los primeros desafío de la regional: colar hombres propios en los legislativos en el marco de las elecciones que vienen.

Credenciales a los mandatarios

“Empezamos la recorrida con los intendentes entrevistándonos con Alejandro Granados de Ezeiza. Es un distrito que quiero mucho, ha crecido y lo entendemos. Tenemos referentes nuestros en la gestión y en el HCD. La idea es reunirnos con los 6 intendentes y ya estamos en gestiones. Ultimaremos detalles para la reunión con (Daniel) Di Sabatino de San Vicente”, dijo Oyhamburú, referente del gremio de la sanidad privada, concejal lomense y referente de una CGT “oficial” de Caló, en una postura más dialoguista con el gobierno. “El encuentro será el miércoles (mañana 20 de marzo) a eso de las 11.30. En cierta forma es la formalización de esta central gremial que se regularizó a fines del año pasado”, señaló el gremialista, al recordar que en esta fracción hay 42 sindicatos, entre los que se encuentran los renombrados UOM, UOCRA Comercio, Obras sanitarias, Unión Ferroviaria, Pasteleros, Madereros, entre otros.

-¿El objetivo siempre fue reflejar a nivel regional lo que pasa arriba en cuanto a las centrales?

-Hay tres, sumando a la CGT Azul y Blanca, y si, vamos camino lamentablemente a lo que está sucediendo arriba. Si la CGT moyanista regional se normaliza me parece bien. El tema es que no sé cómo van a armar, mientras que acá hay 42 sindicatos en serio.

-Dijeron que la CGT de Moyano en la región junta casi a 50 gremios.

-Si esto fuera así, uno entendería que hay pleno empleo, como que dijera que no hay cooperativas. Yo también puedo juntar 60 gremios, pero acá tenemos sindicatos reales, en serio y con dirigentes en serio. Allá hay buenos compañeros, como los lecheros o los del calzado. Ellos son dirigentes en serio, pero en el resto no se quienes están. Espero que tengan buena gestión.

-¿Puede haber unidad para el 2015?

-Primero hay que pasar un año complejo como este. Las divisiones se dieron por cuestiones políticas y no por gremiales, porque acá coincidimos todos. Hay que dejar pasar octubre y ver cómo pasan las cosas. Es un tema complejo con distintas posiciones políticas. Uno enojado con el gobierno cuando ha sido parte de la gestión, y otro sector que no creemos necesario pelearnos con el gobierno. Por eso los distintos compañeros están buscando dar manera respuesta no sencilla con una agenda sindical a la que nos tienen que escuchar y dar respuesta. Somos trabajadores organizados. El gobierno en eso tiene que entrar a dar respuesta. Todos los criterios gremiales son los mismos. Ahora lo que nos diferencia es el método. A nosotros no nos parece bien que lo construido en estos diez años se tiren por la borda. Tampoco es lo mejor juntarnos con Pablo Michelli o con Hugo Bioicati. Esos son intereses sindicales distintos. La CTA busca desde hace años romper la CGT. Entonces es difícil sentarnos con estos muchachos.

-¿Qué papel político tendrá esta CGT “oficial”?

-Queremos hablar con los intendentes. Tenemos una agenda sindical y una agenda política. Queremos tener cargos tanto en los municipios y en los ejecutivos.

-Ya cuando acabó la feroz pelea entre ustedes, ¿hay algo que reprocharle a Carrizo?

-Yo no tengo nada en contra de Julio. Por ahí tenemos diferencias en la metodología. Así que yo a él lo entiendo. Hay un claro interés ligado a Moyano y yo lo respeto. Por mi parte, yo estoy muy agradecido porque conocí a un gran dirigente pero hoy me gustaría preguntarle muchas cosas.

-¿La principal diferencia es metodológica?

-Metodológica y política. Ellos van por la confrontación, y nosotros por el diálogo.

(SUBTÍTULO)

Acto con el camionero y el “Momo”

En diálogo con este medio, el referente camionero Julio Carrizo recalcó que “en el acto de normalización que se viene cualquiera puede resultar secretario general”, pero no descarta que justamente él sea referente. Sucede que se organizó para el próximo jueves 21 en la localidad de Rafael Calzada, un Plenario Normalizador de la regional sur de la CGT, del que serán de la partida Hugo Moyano y Gerónimo “Momo” Venegas.

“Ellos -por la de Oyhamburú- pueden ser una CGT oficialista, pero nosotros vamos por la normalización formal con papeles. Hubo muchos compañeros que estuvieron acá y después se fueron allá. Hoy estamos avalados por gremios importantes, por lo que continuaremos trabajando por todos los trabajadores”, apuntó Carrizo.

-¿En la regional cuántos gremios hay en la CGT moyanista?

-Somos 57. Está SETIA, Caucho, UATRE, Carnes, UDOCBA, Bancaria, Trabajadores de Conductores de Taxis, los Motoqueros, Ceramistas, Plásticos. Tengo todos los papeles con los avales en el escritorio.

-¿Cómo se llega a esta normalización?

-Después de reunir muchos avales y de encuentros con el Concejo Directivo. A fines del año pasado, el 12 del 12 se hizo una reunión en el que se coordinó un plenario ante escribano. Después, también con escribano, se siguieron todos los pasos legales para la normalización, y el jueves la alcanzamos.

-¿Esta CGT va a jugar un papel político en la regional?

-Se va a dar algo más importante con esta nueva conducción, que es la normalización de las 62 Organizaciones Peronistas en todos los distritos. De ahí se hará lo mejor políticamente en cada distrito.

-¿Qué le parece los movimientos de la CGT oficialista que regularizó y ya se entrevista con intendentes?

-Me parece bien que se reorganicen. Eso es lo más importante para el movimiento obrero, y lo bueno es que esta CGT después de 10 años, se está normalizando, con participación de gente de gastronómicos.

-¿Hubo una discusión fuerte en la ruptura de la CGT unida?

-No. Al menos siempre se buscaron plantear las diferencias, que hizo que algunos se vayan y vengan. Ojalá que algunos compañeros que anden dando vueltas se acerquen.

-¿Cuál es la principal diferencia entre ambas centrales?

-Los que seguimos a Moyano defendemos a los trabajadores. No es que ellos no lo hagan, pero vemos que Caló cedió a algunos reclamos. Esperamos que eso cambie y pueda volver a haber unidad de criterio para luchar y trabajar.

-¿Ósea que no se descarta la unidad?

-No al largo plazo, en el corto plazo.

-Ustedes fueron amigos, ¿tiene algo que reprocharle a Oyhamburú?

-No. Estuve molesto y dije cosas, pero fue es un gusto y un placer trabajar en una CGT unida. Más de un intendente temblaba y se ponía nervioso ante un reclamo nuestro. De hecho conseguimos cosas positivas, pusimos concejales en varios lados.

La Azul y Blanca quería la unidad

Según señalaron a este medio, se refuerzan los dichos que había formulado hace unos meses a LA TERCERA la secretaria general de los gastronómicos y referente de la barrionuevista CGT Azul y Blanca regional, Laura Sasprizza, quien había manifestado la intención de lograr la unidad entre las cegetés. En dialogo con este medio, una fuente gremial dijo que efectivamente la gremialista apuntó a buscar un “entendimiento” entre las nacientes fracciones, “con el guiño del propio Luis Barrionuevo y de Graciela Camaño”, “pero la foto de Moyano, Michelli, Bioicati y Barrionuevo” hizo que el dialogo quede trunco y se corte la línea con el oficialismo.

Comentá la nota