La CGT oficial prepara un proyecto para modificar el pago de Ganancias

La CGT oficial prepara un proyecto para modificar el pago de Ganancias
Calculan que en el último año, el Gobierno recaudó $ 5.300 millones por la cuarta categoría. Un sector se resiste y cree que no cambiará.

Por R.P.

La CGT oficial, que encabeza Antonio Caló (UOM), discute un proyecto para presentar al Gobierno una solución a la puja por el impuesto a las ganancias.

Tres sindicalistas –uno por cada sector que integra la central– elaboran un borrador con la propuesta que presentarían a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner en pos de zanjar la discusión por la modificación del mínimo no imponible, confirmaron a PERFIL tres miembros del consejo directivo de la central obrera. Sin embargo, el plan genera controversias y agudiza las internas en la CGT, ya que no todos los sindicalistas están de acuerdo en animársele al Gobierno.

Los encargados de elaborar el borrador ya tuvieron una primera reunión con técnicos de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), confirmaron en la CGT. “No fue muy positiva la reunión. Planteamos las alternativas para solucionar el problema de Ganancias pero sólo nos escucharon, no dijeron nada. Tampoco se comprometieron a dar solución”, se quejó uno de los gremialistas consultados.

La CGT oficial calculó que en el último año, gracias a la cuarta categoría de Ganancias –que comprende a los asalariados que superan el mínimo no imponible–, el Gobierno se quedó con 5.300 millones de pesos de los sueldos de los trabajadores registrados.

Dudosa. La CGT discute si propondrá al Gobierno un decreto o un proyecto de ley, y evalúa si la mejor forma para lograr el sí de Fernández de Kirchner es la eliminación de la cuarta categoría –como reclama Hugo Moyano desde la CGT Azopardo–, o si será más factible proponer un porcentaje de aumento al mínimo no impoble.

“Esto es meterse en camisa de once varas”, desconfía otro dirigente. ¿Por qué?, consultó este diario. “Porque hay un problema de déficit en las cuentas del Gobierno. Si no tienen los fondos que aporta el impuesto a las Ganancias, ¿de dónde les decimos que los saquen?”, contestó el gremialista.

“Va a haber cambios en el primer trimestre o cuatrimestre de 2013”, confía uno de los “Independientes”, sector que intenta contener a los más enojados con la Presidenta por su “falta de respuestas”. “Febrero será el mes decisivo y la modificación en Ganancias va a darse en esas fecha porque tiene que ser antes de las paritarias”, agrega. “De lo contrario –advierte– la negociación de aumentos salariales va a ser muy complicada. Si logramos un aumento de 20 o 25 puntos, pero el impuesto se come ese plus salarial, vamos a estar en problemas y la relación con el Gobierno se va a complicar”, estimó.

“Si no lo solucionan, vamos a tener que patear las paritarias”, afirmó uno de los más pesimistas del cegetismo.

Algunos gremialistas creen que el primer cuatrimestre de 2013 pasará sin pena ni gloria en lo que concierne al reclamo con Ganancias. Un sector ya salió por cuenta propia a vociferar contra el Gobierno y a exigir que defina en enero.

“Algunos muchachos tienen que salir a reclamar porque las bases presionan. En gremios como los colectiveros, los ferroviarios, los portuarios, Luz y Fuerza, los petroleros, químicos y aeronavegantes los trabajadores reclaman que se solucione y los dirigentes no saben cómo darles respuesta”, estimó un miembro de la mesa chica. “Apoyamos al Gobierno pero el Gobierno no nos da nada. Fundamos la CGT para dejar a Moyano solo pero no obtuvimos nada a cambio”, contó un operador del mundo gremial.

Ahora deben definir si se anima a presentarle al Gobierno el proyecto que borronean para calmar las quejas de los trabajadores.

Comentá la nota