La CGT oficialista acepta paritarias por 12 meses si suben el piso de Ganancias

La CGT oficialista acepta paritarias por 12 meses si suben el piso de Ganancias
Desde la UIA piden que los acuerdos salariales se firmen por un año como mínimo. Caló lo acepta si el piso de Ganancias sube este trimestre. Moyano atiende su juego

DOLORES OLVEIRA Buenos Aires

Cuando la expectativa inflacionaria de la gente es del 35% y los sindicatos aceptan subas que, si bien son superiores al 20% que pretende el Gobierno, se quedan en el 25%, la clave para saber si bajará el salario real estará en si funcionarios y empresarios logran que los gremios firmen paritarias por 12 meses o si los sindicatos logran escalonarlas para no quedar desfasados respecto de la inflación. Dirigentes de la CGT oficialista que dirige el metalúrgico Antonio Caló aceptan firmar paritarias por 12 meses pero le ponen una condición a la presidenta Cristina Kirchner: que el Gobierno suba el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias antes de que en marzo se inicien la mayoría de las negociaciones salariales.

El secretario de prensa de la CGT oficialista, Eduardo Daer, aclaró que “no es que nosotros estamos proponiendo habilitar discusiones a lo largo de todo el año y permanentemente”, y consideró que el tema clave que debe resolver el gobierno antes del inicio de las paritarias “es el del impuesto a las Ganancias. Lo que estamos planteándole al Gobierno es que esto lo queremos resolver antes de que se inicie el ciclo de la mayoría de las paritarias, que arrancan en marzo”, enfatizó, para que todos los sectores puedan “tener una previsibilidad a lo largo del tiempo”.

Pero entre el Ministerio de Trabajo y la CGT del camionero Hugo Moyano ya se abrieron las hostilidades. La cartera laboral recibirá hoy representantes del gremio La Bancaria y las cámaras empresarias para que informen sobre “el contenido, aplicación y duración del acuerdo salarial pre-paritario” alcanzado el jueves pasado, consistente en el pago de $ 1.444 entre enero y marzo, más $ 770 no remunerativos por única vez a cuenta de paritarias. La oficina a cargo de Carlos Tomada buscó mostrar una posición dura desde el principio de las negociaciones y salió a responder las comunicaciones a la prensa, informando que solamente homologa acuerdos de “vigencia anual o por plazos mayores”.

Desde la UIA, Funes De Rioja se mostró a tono con la cartera laboral y abogó por negociaciones por año al señalar que “las paritarias han sido tradicionalmente anuales o de mayor tiempo que eso incluso, bianuales, pensando en que una perspectiva de costo tiene que tener un horizonte cierto”.

Por su parte, el diputado por el kirchnerismo Héctor Recalde estimó que el Gobierno subirá los topes para el pago del Impuesto a las Ganancias aplicado a los salarios dentro del primer trimestre.

Comentá la nota