La CGT oficialista analiza pedir una "suma puente" a cuenta de las paritarias

La CGT oficialista analiza pedir una "suma puente" a cuenta de las paritarias
En el sector de Caló analizan la posibilidad de instrumentar ese pago con el fin de que sirva para descomprimir las fuertes demandas salariales que se prevén en las negociaciones que arrancarán, en algunos casos, dentro de 3 meses. Hoy el metalúrgico se reúne con Kicillof y Capitanich por la UOM
Los dirigentes de la plana mayor de la CGT oficialista, encabezados por el metalúrgico Antonio Caló, coincidieron ayer en manifestar su "preocupación" por el impacto que tendrá la reciente devaluación en el bolsillo de los trabajadores, y plantearon la necesidad de que el acuerdo de precios se cumpla y actúe así como "paragolpes" sobre el alza del costo de vida.

La denominada “mesa chica” de la central obrera resolvió además declararse en sesión permanente para realizar un seguimiento diario de los efectos de las nuevas medidas económicas y a la vez articular en forma rápida una respuesta desde la entidad, publicó el diario El Cronista. A la par, la cúpula gremial aguarda con expectativa la confirmación de un encuentro con la presidente Cristina Kirchner apenas retorne de su visita oficial a Cuba. La mandataria adelantó la semana pasada por cadena nacional que habrá un encuentro con los sindicatos por las paritarias.

El reunión de ayer de la cúpula cegetista se realizó por la tarde en la sede del sindicato de Obras Sanitarias en el barrio porteño de Caballito, donde se evaluaron los recientes movimientos en la economía, antes del inicio de las paritarias que se vislumbran muy complicadas para este año.

La posibilidad -desestimada por el ministro de Economía, Axel Kicillof- de que la devaluación se traslade a los precios encendió la luz de alerta de los sindicalistas, y en el sector de Caló analizan la posibilidad de instrumentar pago de "sumas puente", antes de las paritarias, que sirvan para descomprimir las fuertes demandas salariales que se prevén en las negociaciones formales.

"Hicimos un análisis de la situación actual y de las paritarias para cuidar el salario después de la ´devalueta´", sostuvo el titular del sindicato de Textiles, Jorge Lobais, en declaraciones a la agencia Noticias Argentinas. Ante eso, el dirigente gremial reconoció que existe en los integrantes de la CGT oficialista una "preocupación" por posibles remarcaciones de precios tras el reacomodamiento del tipo de cambio.

"Después de la devaluación es necesario más que nunca que el acuerdo de precios funcione y se cumpla", a fin de que amortigüe el impacto que tendrá esa medida en las góndolas de productos, subrayó Lobais.

"Es un tema embromado porque en algunos gremios hay que aguantar tres meses más para que se inicien las paritarias. Marzo va a ser importante porque nos permitirá ver que ocurrió con la paritaria de los docentes y con el acuerdo de precios", analizó el sindicalista.

También hay preocupación por las suspensiones de trabajadores en el polo productivo de Tierra del Fuego (que el propio Caló analizó el lunes con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich) y dentro de esta CGT temen que eso pueda configurarse como un caso testigo de lo que puede suceder en otros sectores.

Del encuentro, además de Caló (UOM), Lobais (Textiles) y el anfitrión José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), estuvieron Armando Cavalieri (Comercio), Omar Viviani (Peones de Taxis), Horacio Ghilini (Sadop) y Rafael Mancuso (Luz y Fuerza).

Comentá la nota