La CGT oficialista apura "blanqueo" de sindicatos para Congreso Confederal

El sector de gremialistas antimoyanistas agrupados en el Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA) se volverán a reunir esta tarde en el sindicato de los Peones de Taxis para acordar la postulación del "segundo" de Antonio Caló en la CGT oficialista.
Pero además, avanzarán con el plan para incorporar organizaciones sindicales a la CGT, que finalmente garanticen la elección del nuevo Consejo Directivo.

Aunque Norberto Di Próspero, de la Asociación del Personal Legislativo (APL), calificó al encuentro de "habitual, en momentos en que se define el futuro de la CGT", no lo será. El MASA, que aglutina a 26 gremios, puja en estos momentos para colar a un candidato propio para la secretaría general adjunta de la CGT de Caló. De todos los sectores que apoyan al jefe de la UOM surgieron cuatros nombres: Héctor Daer (Sanidad); Andrés Rodríguez (UPCN); Jorge Omar Viviani (Taxistas) y Horacio Ghilini (SADOP). Los masistas buscan imponer a Viviani o Ghilini.

Las deliberaciones, en las que probablemente participe el metalúrgico, tendrán lugar a partir de las 16 en la sede del taxistas, ubicada en avenida La Plata 1564. De allí se espera que este miércoles salga el nombre del N° 2.

Pero además, esta tarde se evaluarán los pasos a seguir para la confederalización de sindicatos. Este paso es fundamental para cumplir con la orden del Consejo Directivo de la central, que fijó la realización del Comité Central Confederal para el 5 de septiembre en la sede porteña de La Fraternidad. Ese cónclave, que estaba pautado anteriormente para el 23 de agosto, es el paso previo al Congreso Nacional del Club Obras Sanitarias sobre avenida Libertador que finalmente elegirá a las nuevas autoridades de la CGT oficialista el 3 de octubre siguiente.

El proceso de confederalización implica la presentación de documentación, pero en especial de comprobantes de pago de afiliación a la central obrera, que varios sindicatos adeudan por la enemistad generada con Moyano. De eso se trata la reunión de los masistas, de poner en "blanco" a los que estén en falta y de acelerar la entrada de los que estén "bien de papeles".

Para convocar a su congreso, Moyano dijo contar con la presencia de 97 organizaciones gremiales de las 175 habilitadas para participar en el Comité Central Confederal (CCC).

También es probable que entre los temas a debatir hoy en la casa de los taxistas figure la propuesta de realizar un plenario de dirigentes sindicales de todo el país a mediados de septiembre en la localidad cordobesa de Huerta Grande, en el departamento de Punilla. Allí, a 87 kilómetros de la ciudad de Córdoba, sobre la Ruta 38, fue donde el movimiento obrero encarnado en las 62 Organizaciones diseñaron en 1962 un nuevo programa con 10 medidas "antioligárquicas" que expresaron el pensamiento del peronismo sindical de aquella época.

Comentá la nota