La CGT oficialista pedirá suba de 25% en salarios y de 50% del piso en Ganancias

La CGT oficialista pedirá suba de 25% en salarios y de 50% del piso en Ganancias
Dirigentes de la central cercana al Gobierno mantendrán un encuentro con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, el próximo lunes, de cara a las negociaciones paritarias

Tras el encuentro en la sede de la cartera laboral está previsto para los días siguientes reuniones con el ministro de Economía, Hernán Lorenzino; y el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina. También reclamarán un encuentro con la presidente Cristina Kirchner, para fines de enero.

El pedido salarial que harán del 25 por ciento se resolvió en el contexto de una reunión que mantuvieron en la sede de la Fraternidad, en Capital Federal.

Definieron además que volverán a insistir con la suba del piso del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias "porque es nocivo para el salario de los trabajadores". Al respecto, se conoció un documento de la CGT alineada con el oficialismo donde se exige un aumento del 50% del piso del mínimo no imponible en el impuesto a las Ganancias. El reclamo supera incluso las demandas de las centrales obreras opositoras conducidas por Hugo Moyano y Pablo Micheli.

En base al índice de precios de nueve provincias, el informe que preparó la CGT encabezada por Antonio Caló estima que el umbral del mínimo no imponible debería alcanzar los 9134 pesos para los solteros sin hijos y los 12.494 pesos para las casados con dos hijos. La última vez que se modificó el tributo fue en abril de 2011, cuando se dispuso que los pisos sean de $5782 para los primeros y $7998 para los segundos.

El documento fue confeccionado por el dirigente del Sadop Horacio Ghillini y cuenta con la aprobación del titular de la CGT Alsina, el metalurgico Caló. Ambos consideran que la exacción impositiva debería afectar "únicamente a los trabajadores de más altos ingresos". Como forma de compensar la caída en la recaudación estatal que implicaría una modificación semejante, los representantes sindicales sugerirán al gobierno nacional otras vías de financiamiento para que el Ejecutivo no sienta tanto el impacto en las arcas públicas.

En este sentido, la CGT propondrá gravar las transacciones financieras de la Bolsa de Valores y del Mercado Abierto Electrónico; duplicar las retenciones sobre la producción minera, y revisar el revalúo fiscal en zonas rurales, ya que estiman que sólo en la provincia de Buenos Aires las cotizaciones actuales de los campos serían inferiores al 30% del valor de mercado.

Esta propuesta "de máxima", en tanto, sigue sujeta a la evolución de las negociaciones con el Estado. "Fue una reunión de agenda abierta donde fundamentalmente se trató el mínimo no imponible que está haciendo estragos en el sueldo de los trabajadores", señaló Mario Caligari, de la UTA, en referencia a la reunión mantenida en el gremio La Fraternidad.

"Seguimos sosteniendo que el salario no es ganancia y que el trabajador no puede pagar para trabajar y por eso mantenemos nuestra postura de que el Impuesto a las Ganancias debe desaparecer porque es nocivo para el salario de todos los trabajadores", agregó Caligari. El gremialista explicó también que "está estipulada una reunión con la Presidente al regreso de su viaje por Asia y que seguramente se hará en los últimos días de enero".

Por otra parte, el docente Horacio Ghilini explicó a la agencia DyN que el 25 por ciento de aumento de sueldo que piden en el marco de las paritarias "no tiene que ser absorbido por el Impuesto a las Ganancias".

"La próxima reunión será con funcionarios del gobierno, ocasión en que se tendrá que buscar el justo equilibrio para implementar ambas cosas", precisó, e informó que el lunes próximo a las 14 la cúpula de la CGT oficialista de Caló se reunirá con Tomada en el Ministerio de Trabajo "para continuar debatiendo el difícil tema del mínimo no imponible".

"Están previstas otras reuniones con el ministro de Economía y Abal Medina para terminar de darle forma a este combo de temas antes de reunirnos con la Presidenta", añadió.

Además de los reclamos señalados, los sindicalistas esperan un visto bueno de parte del Gobierno en los pedidos de universalización del salario familiar y el reparto de fondos de las obras sociales sindicales.

En la reunión tomaron parte dirigentes del gremio de La Fraternidad, de la Unión Tranviario Automotor (UTA), de taxistas, Sadop, de obreros navales y de sindicatos del transporte, entre otros.

Comentá la nota