En la CGT oficialista revelan que las idas y vueltas de Caló responden a una interna de la UOM

En la CGT oficialista revelan que las idas y vueltas de Caló responden a una interna de la UOM

El titular del gremio de los mecánicos, Ricardo Pignanelli, volvió a rechazar su postulación a secretario general de la CGT oficialista y aseguró que las dudas por la candidatura de Antonio Caló responden a una interna de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM).

Para Pignanelli, "la decisión" sobre el nuevo secretario general "pasa por" la UOM. El titular del SMATA aseguró que respeta "mucho" a los metalúrgicos y subrayó que "la decisión va a pasar por ellos".

"Con la UOM tuvimos 30 años éramos primos mostrándonos los dientes. Hace un año y medio que nos ha tocado un camino juntos hicimos la Confederación de Sindicatos Industriales. Respeto mucho cuando un gremio tiene la decisión de conducir la CGT", señaló Pignanelli en declaraciones a la radio La Red.

En la misma entrevista, descartó su postulación. "Asumí en marzo, ¿Sabés todo lo que tengo que hacer en mi gremio? ¿Sabés todos los sueños que tengo por cumplir en mi gremio?", enfatizó Pignanelli.

Días atrás, el diputado nacional del kirchnerismo y dirigente de la UOM de La Matanza, Carlos Gdansky, desestimó su eventual candidatura para conducir la CGT antimoyanista, mientras que el titular de Luz y Fuerza, Oscar Lescano, admitió que el sector tiene "dificultades" para encontrar a un postulante que lidere este nuevo sector.

"Nosotros en abril llevamos adelante un congreso nacional de la UOM con 53 seccionales que por unanimidad votó a favor de la posibilidad de la candidatura de Antonio Caló a la CGT. Esa fue la decisión y no hay ninguna otra. Lo único que podría modificar eso seria una decisión del propio Caló en virtud del respeto de los cuerpos orgánicos de la UOM", indicó Gdansky, al ser consultado sobre su eventual postulación. Con esa declaración, el legislador kirchnerista anuncia su jugada, que recuerda a las aspiraciones presidenciales de un gobernador: Si Caló no va, puedo ir yo.

En las últimas horas, tanto el titular de la UOCRA Gerardo Martínez, como Lescano, reconocieron que Caló "está teniendo problemas" para decidir su postulación para encabezar la central paralela a la del camionero.

La mayor incertidumbre sobre la presentación del jefe de los metalúrgicos surgió cuando trascendió que Caló padece de hipertensión. En ese momento, varios nombres se barajaron para reemplazarlo. Sindicalistas de la UOM mencionaron al intendente de Quilmes, Francisco "Barba" Gutiérrez, histórico dirigente metalúrgico de esa zona. En ese entonces, se dijo que el jefe comunal reunía las condiciones de ser un dirigente respetado por el Gobierno, con presencia territorial en el sur del conurbano bonaerense y con peso propio en la UOM. Se especuló que en caso de ser elegido, no renunciaría a la intendencia sino que pediría licencia.

Otro nombre que se deslizó como alternativa, fue Naldo Brunelli, jefe de la filial San Nicolás de la UOM, una de las más fuertes del gremio por la presencia de la siderúrgica Siderar en ese distrito. Brunelli ocupa ese cargo desde la muerte de José Ignacio Rucci en 1973 y entre 1993 y 1994 ocupó la secretaría general de la CGT.

Sin embargo, en las últimas apariciones públicas Caló ratificó que su problema de salud no es impedimento para hacerse cargo de la CGT oficialista y confirmó que es el único candidato.

Los rivales de Moyano seguirán de reunión en reunión, como pasos previo al Comité Central Confederal, del 5 de septiembre en el teatro de La Fraternidad, y al congreso en Obras Sanitarias del 3 de octubre. Hasta ese instante, habrá revoleo de nombres y candidatos.

Comentá la nota