El TSJ ofrece a los judiciales el mismo incremento que acordaron los estatales

Desde el gremio adelantaron que rechazarán la oferta y la calificaron como "una provocación".
El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) ofreció ayer a los empleados judiciales el mismo incremento en idénticos plazos que la Provincia acordó con los trabajadores estatales. Se trata de 480 pesos en noviembre y diciembre que pasarán a blanquearse en enero.

Así lo confirmó el secretario gremial de Sejun, Oscar Ibáñez, que adelantó que el sindicato rechazará la suba por considerarla insuficiente. “Es una provocación más del TSJ. Nosotros ya habíamos rechazado una suba del 10% para enero y este dinero representa un porcentaje aún menor”, dijo el gremialista.

Aseguró que el lunes harán una asamblea para ver qué medida tomar, y contó que los trabajadores ya se encontraban “bastante molestos” por las restricciones impuestas por el tribunal a las medidas de fuerza.

Ibáñez denunció que “en el fondo” se esconde la voluntad del poder de “no dejar afuera del aumento a magistrados y funcionarios”. “Son insaciables”, disparó el dirigente de Sejun y consideró “una vergüenza”, que se otorguen aumentos para salarios de “entre 30 y 60 mil pesos”.

“Creemos que el poder tiene la plata para otorgar un incremento. Siguen sacando convocatorias a concursos que representan una gran erogación de recursos que podrían ser usados para otorgar aumentos”, indicó.

Asambleas y amparo

Sejun ayer realizó asambleas en todos los sectores del poder judicial. Además presentó un recurso de amparo en el Juzgado Laboral Cuatro a cargo de Manuel Ruiz, por la acordada que sacó el Tribunal donde exige, entre otros puntos, que se informe cuándo se realizan asambleas y sus motivos para ser autorizadas por los Vocales del TSJ.

“La acordada está violando los derechos de los trabajadores. Los compañeros se manifestaron masivamente y hay un enojo tremendo. Parece que quieren empeorar la situación del poder judicial. Generan una guerra interna entre funcionarios y empleados”, concluyó Ibáñez.

La Justicia tiene unos 1.100 empleados, y alrededor de 500 magistrados y funcionarios

Comentá la nota