Los 350 operarios siguen tomando Vassalli y hay temor de que Firmat se convierta en un pueblo fantasma

Los 350 operarios siguen tomando Vassalli y hay temor de que Firmat se convierta en un pueblo fantasma

La situación de la fábrica de maquinaria agrícola se agrava. Apareció un nuevo CEO que no llevó propuestas a la audiencia en Trabajo. Los empleados continúan con la toma y prometieron que habrá medidas de fuerza más duras.

Los representantes de la fábrica de maquinaria agrícola Vassalli fueron ayer a una nueva audiencia en el Ministerio de Trabajo de la provincia y el resultado fue decepcionante: “No hubo un compromiso ni una propuesta por parte de la patronal”, aseveró el abogado de la UOM, Pablo Cerra, de cara a la asamblea de los obreros que determinará los pasos a seguir. Y aseguran que las medidas de fuerza “se van a endurecer”.

“Hay una ciudad, que en breve, se va a convertir en un pueblo fantasma”, aseguró Cerra al diario La Capital, quien contó que en la audiencia se presentó “una persona que dijo ser el CEO de la fábrica (Luis Cagliari). Pero no tenía ningún tipo de documentación respaldatoria que lo acredite”.

Además, señaló, “no hubo un compromiso ni una propuesta por parte de la patronal”, lo que profundiza el conflicto.

Desde hace doce días que los empleados resisten dentro de la planta para evitar el vaciamiento. Pero ahora prometieron que irán por más.

“Las medidas de fuerza se van a endurecer y habrá cortes en la ruta nacional 33 y en la provincial 93, habrá cortes directos en las entradas a Firmat”, enumeró el secretario general de la UOM Firmat, Diego Romero.

El intendente de Firmat, Leonel Maximino, subrayó al mismo diario: “Estamos ansiosos y expectantes de que haya una propuesta. Hay que seguir resistiendo”.

La empresa le debe más de 100 mil pesos a cada uno de los 350 empleados, luego de dos meses sin cobrar y en algunos casos hasta cinco meses sin recibir un centavo. Más del diez por ciento tiene una orden de desalojo en curso por no poder pagar el alquiler, y algunos sobreviven gracias a la ayuda del gremio y de la municipalidad.

“Queremos trabajar, solamente queremos trabajar y que nos paguen por nuestro trabajo, nada más”, sostuvo una de las empleadas mientras participaba de uno de los cuatro turnos para mantener la toma de las tres plantas de Vassalli.

Coment� la nota