CGT y la oposición marchan juntas el 4/4 a Plaza de Mayo

CGT y la oposición marchan juntas el 4/4 a Plaza de Mayo

Se realizó ayer una audiencia pública sobre la iniciativa para construir 11 torres, locales comerciales y estacionamiento subterráneo, además de viviendas en el predio del exalbergue de Warnes, en el barrio de La Paternal donde hay dos hipermercados.

El sindicalismo programó para el 4 de abril la que promete ser la mayor manifestación de protesta de los últimos años, caracterizada por aunar a la CGT con el gremialismo disidente que orbita en torno de Hugo Moyano así como las dos CTA, sectores del empresariado y hasta fracciones del peronismo, tal como había adelantado la semana pasada este diario. Lo terminaron de acordar ayer referentes de esos espacios como preludio de una eventual reunificación en los hechos de la CGT y que apunta, además, a constituirse en un caso testigo a favor de la unidad en el PJ.

El acto será en la Plaza de Mayo y estará precedido por concentraciones en los días previos en enclaves como Rosario, Zárate-Campana y el conurbano bonaerense. El acuerdo lo alcanzaron ayer por la tarde Héctor Daer, cosecretario general de la CGT, Pablo Moyano, hijo mayor y lugarteniente de Hugo en Camioneros, el bancario Sergio Palazzo y otros referentes de la Corriente Federal de Trabajadores (CFT), y Hugo Yasky, jefe de la CTA de los Trabajadores, entre otros.

El encuentro de ayer fue el tercero que la mayoría de los gremialistas mantuvo en los últimos diez días. Los dos anteriores fueron en el ámbito del PJ, uno en la sede partidaria nacional y el siguiente en el Congreso de la semana pasada en Ferro. En la primera oportunidad fue el mecánico Ricardo Pignanelli (Smata), aliado de Moyano, quien propuso a sus colegas de otros espacios unificar todos los planes de protesta en una sola medida. En la siguiente reunión y con el mismo espíritu, Víctor Santa María, de los encargados de edificios (Suterh) los invitó a la presentación de ayer en la universidad _ de un informe sobre inflación, que para la entidad marcó en febrero una suba de 4 por ciento. A su término los dirigentes se abocaron a acercar posiciones. La CGT ya tenía prevista una marcha con eje en la industria y la participación de gremios y empresarios del rubro para la primera semana de abril. En paralelo, el Frente Sindical para el Modelo Nacional y la Multisectorial 21-F, dos sellos apadrinados por Moyano para contener a gremios y organizaciones opositoras, planificaban una marcha federal para fechas similares. Ayer terminó por resolverse que será una sola movilización, el 4 de abril, con protagonismo de los sindicatos y sectores de la industria pero también de agrupaciones de empresas pyme. La posibilidad de un quinto paro nacional sobrevoló todo el encuentro pero se dejó de lado por el momento para priorizar los puntos de encuentro. De hecho en los próximos días Daer deberá librar su propia batalla interna en la “mesa chica” de la CGT para convencer al resto de los gremialistas de acudir a la marcha, que se preanuncia mayor a la del 29 de abril de 2016 (con casi todos los sectores del gremialismo unidos) con una resistencia previsible al menos de parte del sector que responde a Luis Barrionuevo, que recela tanto de Moyano como del kirchnerismo que lo suele secundar. Los organizadores dijeron que será el tópico a explorar apenas terminada la movilización.

Coment� la nota