La oposición de Suteba enfrenta a Baradel y amenaza con volver a parar las escuelas

La oposición de Suteba enfrenta a Baradel y amenaza con volver a parar las escuelas
Las regionales más grandes quedaron disconformes con el aumento y harán una marcha el miércoles.
Roberto Baradel no puede controlar a la línea opositora de Suteba, que representa un tercio de la población docente y no descarta volver a las medidas de fuerza disconforme con el acuerdo salarial firmado hace apenas dos semanas.

El Suteba es el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires, principal brazo de la Ctera y junto eje del Frente Gremial Docente provincial, junto a la Federación Educadores Bonaerenses (Feb).

Baradel es su secretario general y tiene como rivales a la lista marrón, integrada por el PTS y otros espacios de izquierda y con el poder de nueve regionales, entre ellas varias de las más grandes como La Matanza, Quilmes, Berazategui, Tigre, La Plata, Ensenada y Marcos Paz.

“Nuestras regionales representan el 80% de los 320 mil docentes de la provincia, pero nuestro problema es que el estatuto del gremio le da el mismo voto a un distrito de 1000 habitantes que a otro de un millón”, explicó a LPO Nathalia González Seligra, del Suteba La Matanza.

En ese distrito, el más numeroso de la provincia, el miércoles habrá una marcha en reclamo de infraestructura y comedores escolares. “No es un paro formal, pero los docentes que participen no darán clases”, dijo González Seligra.

Estas regionales obligaron a Baradel a plegarse al paro por tiempo indeterminado y cerrar un acuerdo promedio del 30%.

“Él tenía la línea de la Casa Rosada: Paro de 72 horas y cerrar menos del 30, como (Antonio) Caló. Lo obligamos a parar por tiempo indeterminado, porque ya el año pasado las medidas aisladas no dieron resultado”, explicó la matancera.

De hecho, en las horas críticas del conflicto docente, fue tanta la presión de las bases para mantener el paro, que Baradel convocó a una asamblea sólo dos horas antes para poder sacar de apuro el levantamiento de la medida de fuerza. “Había fuerza para llegar a 7 mil pesos de básico (en agosto serán 6 mil) y por eso no era momento de aflojar. Nuestras regionales se van a seguir reuniendo y no descartamos volver a tomar medidas”, amenazó González Seligra.

Baradel no sólo tuvo problemas en Buenos Aires: Ctera lo envió a resolver algunos conflictos abiertos en el interior y no le fue bien. En Salta sigue el paro por tiempo indeterminado y en La Rioja hubo toma de escuelas.

Con mandato hasta 2017 en Suteba, la próxima paritaria bonaerense será la más complicada, sobre todo porque también está erosionada su relación con el Frente Gremial docente.

Es que Mirta Petrocini, de la Feb, el otro gremio más numeroso de la provincia, le dijo a sus regionales que la paritaria se cerró porque Baradel estaba presionado para no seguir el conflicto.

Comentá la nota