La CGT opositora amenaza con paros de hasta 72 horas

El "Momo" Venegas advirtió que analizan un plan de lucha "con medidas de 24, 48 y 72 horas, porque sino este gobierno no escucha".

El titular del gremio de peones rurales (Uatre), Gerónimo "Momo" Venegas, adelantó hoy que con los gremios del transporte que se sumaron al próximo paro nacional de la CGT de Hugo Moyano también se analizará un plan de lucha "con medidas de 24 horas, 48, 72 horas, porque si no este gobierno no escucha".

El gremialista confirmó que el próximo jueves, a las 11, se realizará una reunión en la sede de la CGT Azopardo con los representantes de los gremios del transporte para definir detalles sobre la próxima medida de fuerza.

"Este gobierno con un paro no escucha, ya hemos hecho otros paros, en los que hemos tenido un acatamiento de casi el 95 por ciento, y el gobierno no ha dado señales. O sea que quizás haya que establecer un plan de lucha más duro, con medidas de 24 horas, 48 horas, 72 horas, porque si no este gobierno no escucha, es como que no pasa nada acá en el país", advirtió Venegas. 

El secretario general de Uatre, en declaraciones a radio El Plata, se mostró confiado en lograr que "todos" los sindicatos del sector del transporte público de pasajeros se sumen a la protesta que impulsa Moyano.

Sin embargo, Venegas aclaró que la CGT opositora "no quiere" que se realicen piquetes durante la medida de fuerza: "No queremos cortes, porque si es un paro tenemos que mostrar la disconformidad de la gente en la medida de fuerza", explicó.

"La CGT una vez más va a citar una medida de fuerza pacífica pero contundente para que el gobierno escuche", subrayó Venegas.

Las declaraciones de Venegas se produjeron tras conocerse que cuatro sindicatos del transporte se sumaron a la protesta que Moyano prepara para antes de que finalice agosto. El acuerdo se alcanzó el martes en una reunión mantenida por los dirigentes Pablo Moyano (Camioneros), Omar Maturano (La Fraternidad), Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento) y Juan Pablo Brey (Aeronavegantes), quienes participan del congreso mundial de la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF), que se realiza en Sofía, Bulgaria.

De ahí que el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, haya considerado “una vergüenza” que la medida se haya definido “desde Europa”.

"Es una vergüenza que un grupo de dirigentes sindicalistas, desde Europa, hayan anunciado un paro del transporte sin considerar que esto perjudica a millones de argentinos", se quejó el funcionario

El jefe de la cartera de transporte también apuntó a los gremialistas por no haber analizado las consecuencias que tendrá la protesta para los "argentinos que tienen que ir a trabajar y necesitan trabajar", a la vez que destacó las políticas de Estado para el sector. 

"Nosotros hemos llevado a cabo políticas de inclusión en materia de transporte, hemos hecho un gran esfuerzo y estamos haciendo un gran esfuerzo", afirmó el funcionario durante una recorrida por Tecnópolis y agregó: "El gobierno en general está llevando adelante un esfuerzo enorme para sostener el trabajo".

En este contexto, Randazzo insistió: "Me parece que es una vergüenza que un grupo de dirigentes sindicales tenga el tupé de anunciar un paro del transporte desde Europa. Realmente no deja de sorprender".

El interrogante que todavía está abierto respecto a la medida de fuerza es si se sumará Roberto Fernández, de la Unión de Tranviarios Automotor (UTA), el gremio que agrupa a los choferes de micros de corta, media y larga distancia.

Se trata de una pieza clave para lograr una mayor adhesión al paro, como sucedió con el que hubo en abril. El problema es que Fernández sigue enrolado en la CGT oficialista de Caló (como Maturano) y no termina de dar el salto hacia la central que conduce Moyano, por lo cual su presencia en este tipo de medidas siempre se define a último momento.

LPO intentó comunicarse con Férnandez pero el sindicalista no atendió los llamados.

Comentá la nota