CTA opositora marchó a Trabajo con reclamos

CTA opositora marchó a Trabajo con reclamos
La CTA opositora, que conduce Pablo Micheli, marchó al Ministerio de Trabajo de la Nación en el marco de una jornada nacional de paro y movilización con una batería de reclamos al Gobierno de la presidenta Cristina Kirchner.
La marcha se realizó desde el Obelisco hacia la sede del Ministerio de Trabajo, ubicada en avenida Alem 650, adonde la CTA reclamó, entre otras reivindicaciones, el pago de un bono de 2.000 pesos por única vez para hacer frente a la inflación y la reapertura de las paritarias, así como un salario mínimo, vital y móvil de 7.000 pesos.

Al subir al escenario ubicado frente a la cartera laboral, el líder de la CTA se refirió al regreso de la presidenta, Cristina Kirchner, a sus funciones: "En hora buena que haya mejorado, pero que resuelva los problemas de la gente", sostuvo.

Y acerca de las modificaciones en el Gabinete de ministros nacionales, Micheli consideró que "no se trata de cambiar nombres, sino políticas", ya que "los cambios que hizo son un maquillaje".

"Estoy sorprendido con la cantidad de gente. No pensé que viniera tanta, con la bajada de la CGT, pero hay ánimo para pelearla", afirmó el dirigente a Noticias Argentinas, en alusión a la central obrera que conduce Hugo Moyano, que finalmente decidió no adherir a la protesta.

Y agregó: "Los que no tienen ánimo para pelear son algunos dirigentes gremiales. Estamos todos de acuerdo con los reclamos, pero no alcanza con recorrer despachos".

En otro mensaje a los "sindicalistas alcahuetes", como los tildó, Micheli manifestó que "en momentos difíciles hay que estar en la calle", por lo que se mostró además acompañado por otras agrupaciones sociales como la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Barrios de Pie.

La CTA avanzó con esta jornada de protesta, pese a que la CGT opositora de Moyano resolvió en una reunión del consejo directivo realizada hace dos semanas no adherirse por considerar que no era "oportuno", lo que tensó al máximo las relaciones entre ambas centrales obreras.

Por otra parte, el titular de la CTA opositora agradeció públicamente a su hermana Elizabeth, que le donará un riñón para su transplante de la semana próxima.

"Si con el 11 por ciento de los riñones funcionando llegamos hasta acá, con un riñón nuevo vamos por todo", aseveró el dirigente frente a las columnas que se congregaron en Alem 650.

Hasta allí la CTA llevó varios reclamos, tales como la reapertura de las paritarias y un bono de 2.000 pesos por única vez para hacer frente a la inflación, aunque también insistieron en el pago del "el 82 por ciento móvil" para los jubilados, "un salario mínimo, vital y móvil de 7 mil pesos y la unificación nacional de las asignaciones familiares".

La jornada de protesta se extendió a las principales ciudades del país y, por primera vez, la central también llevó su lucha a las redes sociales, ya que "más de medio millón de personas compartió en Facebook y Twitter nuestros reclamos", detalló Micheli.

Comentá la nota