La CTA opositora ya le pone fecha a la primera protesta contra el nuevo gobierno

La conducción de la CTA opositora, que lidera Pablo Micheli, evitó pronunciarse ayer en apoyo a Daniel Scioli o Mauricio Macri, los dos candidatos que disputarán la Presidencia en el ballottage del domingo 22, y comunicó que dará libertad de acción a sus afiliados de cara a esa decisiva instancia electoral.

Sin embargo, en la definición más significativa que ayer resolvió la cúpula de la central, Micheli anunció una jornada nacional de protesta para el próximo 2 de diciembre "sea quien sea el electo presidente", con el propósito de exigir respuestas a las principales demandas de la agenda sindical.

La movilización lanzada por la entidad sindical disidente supone una ratificación del perfil confrontativo que asumió durante buena parte de la administración kirchnerista y un contundente mensaje al futuro gobierno acerca de que enfrentará en la calle cualquier intento de avanzar contra los derechos de los trabajadores. "Vamos a seguir en la calle y vamos a enfrentar el ajuste sobre los trabajadores. No queremos más que se hable de reducción del gasto público y de otras medidas que terminaron siendo una tragedia", advirtió Micheli en una rueda posterior a las deliberaciones del plenario de secretarios generales de la entidad. 

En ese sentido, indicó que la movilización anunciada para la primera semana de diciembre repudiará la criminalización de la protesta social e insistirá con respuestas a los reclamos por la eliminación del impuesto a las Ganancias, el pago del 82% móvil para los jubilados y un aumento de emergencia de salarios y jubilaciones.

Por otra parte, el jefe sindical justificó la decisión de la central de no respaldar ni a Scioli ni a Macri en el ballottage al sostener que "los dos candidatos no tienen muchas diferencias". "La verdad es que no queremos saber nada con que Scioli o Macri sean Presidente. Gane quien gane, la CTA Autónoma va a seguir luchando en la calles por los de rechos de los trabajadores", aseguró.

Comentá la nota