Oscar Gijena: "Ningún trabajador puede aceptar por debajo del 35% de aumento"

Oscar Gijena:

El secretario general de la APT y de la CTA-Tucumán, brindó una extensa entrevista a Radio Prensa, en donde detalló todos los puntos que serán motivo de una ardua batalla sindical: precarización laboral, despidos, paritarias, criminalización de la protesta y el nuevo protocolo de seguridad. Abajo los temas más importantes de esa entrevista.

“Estamos en un contexto nuevo, social y político, donde invariablemente se perjudica a los trabajadores. Porque cuando se defiende un interés, que en este caso es el de los grandes capitales, se atacan otros inevitablemente. Como trabajadores de prensa tenemos que sentarnos a debatir que percepciones tenemos sobre esta situación que estamos atravesando y darla a conocer”, disparó Oscar Gijena, secretario general de la Asociación de Prensa de Tucumán y principal referente de la CTA de Hugo Yasky en Tucumán.

“Hoy la resistencia a las políticas del gobierno de Mauricio Macri la representamos los sindicatos, no es el Frente para la Victoria ni el peronismo, los que hoy estamos parados buscando la manera de apaciguar el impacto de las medidas de Macri somos los gremios”, sostuvo.

En este contexto, cargó contra la decisión del PEN de criminalizar la protesta y manifestó su rechazo al protocolo de seguridad para manifestaciones públicas, puntos que debieran ser el eje de un debate intenso para todos los referentes sindicales y que merecen una mirada especial de parte de los trabajadores de prensa. “Se trata de poner a los trabajadores bajo una amenaza constante para que no haya manifestaciones. Es represivo y antidemocrático”, agregó.

Paritarias

Para el representante de los trabajadores de prensa “ningún salario de ningún trabajador puede ser recompuesto por debajo del 35%. Aceptar por debajo de esa cifra sería un fracaso”.

En este sentido, recordó que el año pasado se logró un aumento salarial ligeramente por encima del 30% para los trabajadores del diario La Gaceta, acuerdo que sirvió como marco de referencia para las negociaciones en los demás medios. No obstante, destacó que para el período anterior existía otro contexto, con otro nivel de devaluación e inflación, por lo que las negociaciones de este año deberían partir desde un piso superior a esa cifra. “En diciembre del año pasado tuvimos una importante devaluación del 40%. Si le sumamos que ya veníamos con una devaluación importante de febrero del 2014 que no se discutió en las negociaciones salariales, consideramos que primero hay que recomponer el salario actual con una suma fija para luego sentarse a discutir en paritarias, las cuales deberían retomarse nuevamente después de junio”, sentenció.

Otro de los puntos importantes que representarán una batalla ardua para los sindicatos, será la defensa de los puestos de trabajo. “Queremos que no se toque ningún puesto de trabajo, no lo vamos a permitir”, agregó.

Protocolo de seguridad

En cuanto al nuevo protocolo de seguridad para manifestaciones públicas, orquestado por el ministerio que conduce Patricia Bullrich, el dirigente expresó su “total” rechazo ante la medida y consideró que el gobierno de Juan Manzur no debería adherir a la reglamentación. “Estamos en contra de que la provincia adhiera a esta reglamentación porque deja a los trabajadores desprotegidos y justifica la represión”, subrayó, al tiempo que expresó que para el caso particular de los trabajadores de prensa “la normativa genera una restricción de la cobertura de las manifestaciones públicas, que en muchos casos sirve como herramienta de protección de la violencia policial, y poniéndonos en riesgo incluso de ser víctimas de esa misma violencia policial”.

En este sentido, entiende que el gobierno de la provincia tiene que abrir el diálogo con los interlocutores políticos, sociales y sindicales de toda la provincia para lograr un consenso y evitar un alejamiento entre todos los sectores con el PE. “Entendemos que hay motivos económicos que llevan a que el gobierno de Manzur tenga cierta condescendencia con el gobierno nacional, pero nosotros votamos como gobernador a un peronista y no debería capitular los interés económicos por sobre los ideales peronistas”, puntualizó.

El próximo 18 de marzo está convocado el Congreso de Delegados de la APT. En la oportunidad se debatirá de que manera el gremio que nuclea a todos los trabajadores de prensa de la provincia encarara un año que se presenta en lo sindical como conflictivo o al menos diferente de años anteriores con la gestión de Cristina Fernández.

“Hubo muchas medidas económicas que afectaron el poder adquisitivo del salario y que serán seguramente motivo de manifestaciones de las organizaciones sociales y gremiales. Los trabajadores de prensa tenemos que abrirnos al debate porque somos nosotros, los periodistas, herramientas estratégicas para la interpretación de nuestra realidad”, concluyó.

Coment� la nota