Oscar De Isasi: “La discusión en la provincia no son los ñoquis sino cómo se invierte en estabilidad laboral”

Oscar De Isasi: “La discusión en la provincia no son los ñoquis sino cómo se invierte en estabilidad laboral”

Después de haber sido recibido la semana pasada por la gobernadora María Eugenia Vidal, el secretario General de ATE, Oscar de Isasi, dialogó con RADIO REALPOLITIK 89.5 en relación a la primera reunión que mantuvo con la nueva jefa de estado bonaerense. El sindicalista hizo un balance del encuentro y se refirió a la medida de la actual gestión para terminar con los “ñoquis”: “Tiene más que ver con un operativo de generar condiciones en la sociedad para el achique del estado que con un problema central del estado provincial”, afirmó.

RP.- ¿Cuáles son los lineamientos de los reclamos para el mes de enero?

Sin ningún lugar a dudas hay dos aspectos urgentes: uno de ellos es la discusión salarial para tratar de arrimar los salarios que tenemos los estatales sobre todo a partir de la última devaluación; y el otro es la continuidad laboral de miles de trabajadores que el 31 de diciembre no la tendrían  garantizada.

Esta agenda y una serie de temas más se lo llevamos a la gobernadora María Eugenia Vidal en un encuentro que duró más de dos horas. Uno puede decir que la reunión en sí misma es un dato político positivo: que a pocos días de haber asumido la gobernadora reciba a los gremios estatales de la CTA autónoma en la provincia de Buenos Aires tiene un valor político muy importante.

En lo que hace al contenido nosotros planteamos desde el análisis del presupuesto pasando por la reforma de la ley de Ministerios, abordando el tema salarial y las condiciones laborales en cuanto a la estabilidad y la carrera. En ese sentido se podría decir que en algunos aspectos nos fuimos preocupados y en otros nos llevamos respuestas que de instrumentarse llevarían tranquilidad a miles de hogares de estatales.

RP.- ¿En qué aspectos se fueron preocupados?

Preocupados nos vamos en materia salarial. Cuando nosotros planteamos la necesidad de instrumentar el bono de 5 mil pesos, la gobernadora ratificó que la provincia no estaba en condiciones. Obviamente nosotros insistimos en que con el 12 por ciento del fondo del conurbano bonaerense estarían en condiciones de pagar a los 630 mil trabajadores del estado. Esto es desde el policía que está en la comisaria más lejana pasando por el enfermero y el auxiliar de educación.

Otro tema en el cual estamos muy lejos del acuerdo -y creo que va a garantizar un verano caliente de conflictividad creciente- es que el gobierno recién en febrero estaría haciendo una oferta concreta en materia salarial a los estatales bonaerenses. Si bien es cierto que abriría las mesas técnicas a partir de enero, cualquier oferta sería para febrero cuando nosotros estamos planteando que el aumento salarial tiene que ser a partir de enero y no es una cuestión caprichosa, se ha devaluado el salario.

RP.- ¿Qué aspectos positivos rescataron?

El compromiso de la gobernadora de garantizar la fuente laboral no sólo a los auxiliares de la educación sino también a los trabajadores de la salud que son becarios; los trabajadores que quedaron en un gris en la reforma de ministerios, los que fueron trasladados a otros organismos o a los que se le suprimieron el organismo.

Otro dato positivo es que se nos convocó a las distintas áreas, distintos ministerios para discutir las mejoras en infraestructura. Nosotros tenemos varias propuestas en relación e eso y de instrumentarse, por supuesto que tenemos mucho que aportar para que se mejoren tanto las escuelas, los hospitales, los organismos de niñez en materia de infraestructura.

Nos preocupa que el compromiso de la gobernadora María Eugenia Vidal por garantizar la fuente laboral de los trabajadores y trabajadoras hoy tenga una demora peligrosa. Habría que reunirse en el ministerio de Trabajo para garantizar que las becas y los cargos necesarios se expresen en el presupuesto 2016 que sería votado entre mañana y pasado. Ayer a la noche nos han llamado para decirnos que posponían la reunión, eso nos preocupa de sobremanera. Insistimos que hay que hacerla hoy a la reunión y también lo vamos a plantear en el ministerio de Salud donde hoy vamos a tener reunión con la nueva ministra.

RP.- ¿Recibieron  alguna fundamentación del gobierno de Vidal de por qué van a charlar el tema del salario en el mes de febrero?

Porque dice que no tienen recursos hasta febrero, tienen que ordenar la provincia y que recibieron una provincia endeudada, eso es lo que dicen públicamente. Nosotros insistimos que más allá de cualquier deuda, el gobierno nacional y provincial, del mismo signo político tiene recursos sobrados de la provincia de Buenos Aires, el fondo del conurbano bonaerense. Con 3.150 millones de pesos estarían en condiciones de pagar los 5.000 pesos de bonos, de los 27 mil millones que nos deben a setiembre del fondo del conurbano bonaerense, por lo tanto también hay recursos para invertir en otras cosas.

Si hablamos de la cuestión de la coparticipación federal no es solamente hablar de una nueva ley que es necesaria pero que lleva un tiempo, hay que cumplir con la actual. El 70 por ciento de los impuestos que se recaudan en la provincia no se devuelven de manera coparticipable o sea que ni siquiera se cumple con la actual ley. Además no se puede por un lado, decirle a los trabajadores y trabajadoras que la última devaluación fue del 40 por ciento, que nos se puede cuando se liberan las retenciones y se produce una transferencia en un día de 120 mil millones de pesos. Hay una  decisión política de seguir concentrando riqueza en los grupos económicos y que la crisis la paguemos los trabajadores y los sectores vulnerables.

RP.- ¿Qué postura tienen los gremios respecto de esta limpieza de “ñoquis” en la provincia que quiere hacer la nueva gestión de Cambiemos?

Algunos años tengo y me tocó más joven ser delegado en el Hospital de Niños en los ’90. Lo primero que se intentaba era generar las condiciones y la sensación de que las empresas del estado eran ineficientes. Por eso las vaciaron y las hicieron ineficientes para después regalarlas. También se decía que el trabajador del estado era un vago entonces terminó la primera y segunda reforma del estado nacional con 500 mil despidos en esos años ‘90.

Yo creo que el tema de los ñoquis no merece tanto debate tanta discusión, si los hay se detectan perfectamente, si no trabajan que no se les pague pero no es que se sacan los ñoquis del gobierno anterior y se ponen los ñoquis de ellos como suele suceder. El 99,9 por ciento de los trabajadores del estado va todos los días a trabajar a las escuelas,  a los hospitales, a los organismo de niñez.

La discusión en la provincia de Buenos Aires no son los ñoquis sino cómo se invierte más en salud; en niñez; en desarrollo social; en educación; cómo se mejoran los salarios. Cómo hay estabilidad laboral en una provincia que sigue siendo una de las que menos trabajadores del estado tiene por habitante en el territorio nacional.

Entonces me parece que tiene más que ver con un operativo de generar condiciones en la sociedad para el achique del estado, que con un problema central del estado provincial. El problema central que tiene el estado bonaerense es que tiene que ir a buscar los recursos -que están: coparticipación federal; descongelamiento del fondo del conurbano; reforma tributaria; y que se termine con un sistema impositivo que es cíclico, débil e injusto y grave la riqueza para distribuir entre los que menos tienen, para que de ese modo la unidad sanitaria esté fortalecida y que las barriadas del gran Buenos Aires no tengan que elegir entre si comen ese día o compran el boleto para ir al hospital más cercano. Este es el debate a nuestro entender que tiene que ver con el estado.

Comentá la nota