Oscar Larramendi, el elegido de los gremios para el Ministerio de Trabajo

Oscar Larramendi, el elegido de los gremios para el Ministerio de Trabajo

El secretario general de Camioneros, Oscar Larramendi, se convirtió anoche en el candidato de los gremios locales para ocupar la delegación local del Ministerio de Trabajo. El consenso llegó tras un encuentro celebrado anoche del que participaron representantes de unos 20 sindicatos locales, entre ellos los mayoritrarios como UOCRA, Químicos, UOM y los propios Camioneros, entre otros. 

Ahora resta el consenso político. La propuesta será llevada por los gremios al intendente Nicolás Ducoté, quien extraoficilamente ya habría mostrado su conformidad. Larramendi reemplazaría a Carlos Olivera, al frente de la entidad desde hace dos años.

Ahora, la apuesta de los sindicalistas es lograr que el gobierno local reflote la creación de una secretaría o dirección gremial, dentro del organigrama municipal. Mientras tanto, avanza la idea de unificar la CGT en nuestro distrito, en la búsqueda de mayor peso político.

Esta mañana, en declaraciones al programa Código Plaza de Fm Plaza (92.1), Larramendi dijo "me honra la decisión de mis compañeros y espero estar a la altura, si es que existe la decisión política".  A su vez remarcó que "esta semana" se le comunicará la decisión de los gremios a Ducoté y que después "dependerá de ellos (el Municipio)".

Sobra la actual gestión del Ministerio de Trabajo, el dirigente de Camioneros dijo que está "apocado", que los problemas "son comunes a todos los gremios" pero no saben "adónde recurrir". "Cuando entrás al ministerio parece que entrás a un club de amigos. Se hacen diferencias con los gremios".

Por último, en la entrevista radial Larramendi se mostró confiado en obtener la Dirección Gremial por parte del Municipio, dijo que el intendente "tiene buenas ideas y acompañaremos" y volvió a reclamar el 33% de los lugares en las listas de candidatos para los representantes de los trabajadores: "veremos qué político se acuerda en 2017".

Comentá la nota