Otra vez, un corte generó caos en los puentes carreteros

Otra vez, un corte generó caos en los puentes carreteros

Sindicatos estatales de Neuquén y Río Negro bloquearon el paso por 2 horas.

Entre las 13 y las 14.50 de ayer el tránsito vehicular entre los puentes carreteros que unen Cipolletti y Neuquén permaneció interrumpido por agremiados a ATEN, Sejun, CTA Río Negro, Adunc, Sindicato Ceramista y partidos afines, en el marco de la primera jornada del paro nacional convocado por la CTA y la CGT.

Alrededor de unos 2 mil manifestantes de ambas provincias reclamaron para que se eleve el piso del impuesto a las ganancias, por el cese de despidos, la reapertura de las mesas de negociación y el pago del 82% móvil para los jubilados.

A las 13, los agremiados a los diferentes sindicatos y organizaciones políticas de Neuquén se congregaron en inmediaciones de los puentes y se encaminaron a la zona del ex peaje, donde los aguardaban sus pares de la vecina provincia.

“Es la misma historia de siempre, uno tiene que cargar a los chicos y caminar con la esperanza de que del otro lado del puente esté el colectivo para llegar a casa. Entiendo el reclamo pero no la modalidad, que nos afecta a otros trabajadores”, dijo una joven mujer que atravesó el puente caminando con su hijo en brazos.

Mientras tanto, cientos de personas debieron recorrer el kilómetro y medio que separa la rotonda de Cipolletti de la de Neuquén para hacer un trasbordo en autobús, tomar un taxi o esperar que un familiar se acerque a recogerlos.

“El salario no es ganancia y si alguien tiene que pagar ganancias es que el que se lleva todo, no el trabajador. Nos pronunciamos por la inmediata reapertura de los procesos de paritarias y de mesas de negociación que hay a lo largo y a lo ancho del país”, dijo el secretario general de ATEN, Daniel Huth.

Los judiciales se quejaron de las condiciones laborales precarias en varias localidades del interior de la provincia y la necesidad de reabrir la mesa de negociaciones se plegaron a los planteos al gobierno nacional como la “derogación del impuesto al salario”, tal como lo definió el secretario general de Sejun, Claudio Salazar.

“Hubo de parte del gobierno nacional una estrategia para que esta crisis sea descargada sobre el conjunto de los trabajadores y por eso la necesidad constante de seguir en la lucha, de defender los puestos de trabajo, la salud y las fábricas”, proclamó Huth desde el palco a los presentes.

Hoy volverán a movilizarse en la segunda jornada del paro nacional y en concordancia con el primer aniversario del acuerdo Chevron-YPF.

Las diferencias dentro de la CTA

Si bien el secretario general de la CTA local, Carlos Quintriqueo, convocó a un acto en Casa de Gobierno al que asistieron los afiliados a ATE y de gremios privados, los sindicatos ATEN, Sejun y Adunc se volcaron a los puentes carreteros.

A pesar de que ambas líneas enarbolan los mismos reclamos, las divisiones se hicieron notar ayer en la primera jornada de paro nacional.

“En primer lugar no hubo una convocatoria de la CTA, hubo una decisión de Quintriqueo y sus amigos de convocar a un paro de 48 horas; paro ficticio, porque ni siquiera ellos lo están cumpliendo, e inconsulto, porque no se consultó con los distintos sindicatos de base de la CTA”, sostuvo Paula Sánchez, dirigente del gremio judicial.

Para Sánchez, “Quintriqueo ha tomado la decisión de convertirse en el mascarón de proa del gobierno provincial, de petardear la unidad de los trabajadores dentro de la CTA y de destruirla”.

La ex diputada provincial señaló que “la protesta está donde está el conjunto de los trabajadores y hoy está acá, en el puente”.

Hoy habrá una nueva con concentración en el Monumento a San Martín a partir de las 10.30, para movilizarse por el centro hasta la Casa de Gobierno.

Comentá la nota