Otra manifestación de los trabajadores del Correo

Otra manifestación de los trabajadores del Correo
Los empleados del Correo Argentino Sucursal Rafaela volvieron a manifestarse ayer al mediodía frente al edificio ubicado en la esquina de las calles Moreno y 25 de Mayo, para reclamar la actualización del valor de las dos horas adicionales que realizan por día y que se encuentra congelado desde 2007.

Más de 30 trabajadores se reunieron en el horario de su refrigerio, portando pancartas y además -al igual como lo hicieron el jueves- arrojando bombas de estruendo. "Fuera funcionarios ineficientes" y "No a la privatización" eran las consignas más destacadas de los carteles que exhibían los manifestantes mientras cortaban el tránsito por calle Moreno durante 20 minutos.

Según el Contrato de Trabajo, los empleados debían trabajar seis horas por día, aunque posteriormente se dispuso una extensión horaria de otras dos horas por jornada. En este sentido, la empresa y el Sindicato de Trabajadores de Correos y Telecomunicaciones habían acordado pagar esa extensión horaria con un proporcional del sueldo básico. Sin embargo, el valor de la hora permanece sin actualizarse desde el 2007, en 4,30 pesos, lo que motiva las protestas. En este sentido, el gremio pretende que al menos se pague 15 pesos, que es el valor de la hora del sueldo mínimo vigente.

En la Sucursal Rafaela hay 33 trabajadores que llevan adelante estas medidas, de los cuales 16 son carteros y el resto se desempeña en la atención al público. En el marco del conflicto, los empleados quitaron la colaboración y no cumplen la extensión horaria -cada uno efectúa tareas durante seis horas-, lo que podría derivar en el no pago del presentismo según denunciaron tras una "advertencia" de las autoridades del Correo.

Los carteros, que tenían como horario habitual de 6 a 14, ahora desarrollan sus actividades de 7 a 13. En lo que hace a atención al público en la Sucursal continúa siendo de 8 a 13 y de 16 a 19, aunque se reduce la cantidad de agentes afectados a la atención al público, por lo que se resiente la calidad del servicio.

"La gente entiende la demora en la entrega, comprende nuestro reclamo. Nosotros no queremos perder clientes, no queremos atender mal a nadie, sólo pretendemos advertir a la empresa Correo Argentino que estamos disconformes con que nos pague 4,30 pesos por cada una de las dos horas adicionales que hacemos por día", subrayó Nicolás Ramírez, delegado sindical. "Hasta ahora la única respuesta que obtuvimos por parte de la empresa fue el silencio", agregó, al tiempo que indicó que no están previstas nuevas manifestaciones para la semana próxima.

Comentá la nota