La otra pelea salarial es con municipales

La otra pelea salarial es con municipales
En paralelo a las exigencias desplegadas por los gremios provinciales a los gobernadores, los trabajadores municipales profundizaron en las últimas horas el reclamo a los intendentes en pos del urgente inicio de las negociaciones salariales 2014, de la mano de movilizaciones, paros e incluso cortes de ruta.
Los dirigentes advierten que el impacto de la inflación hizo añicos el poder adquisitivo de sus sueldos, y en algunos casos pretenden el otorgamiento de bonos o de adelantos a cuenta de futuros aumentos de 1.000 pesos.

En la otra vereda, por su parte, buena parte de los jefes comunales -a quienes los sueldos les representan hasta el 80% de su presupuesto- pretenden esperar primero a que los Ejecutivos provinciales definan la pauta de incremento con los empleados públicos para luego tomarla como techo.

La batalla se da en medio de una realidad laboral en los municipios que incluye una profusión de contratados, de empleados no registrados y de tercerizados. Veamos:

• En Santa Fe, los municipales pidieron ayer a las comunas abrir este mes las negociaciones paritarias, con un adelanto a cuenta de futuros aumentos de 1.000 pesos.

• En Catamarca, en tanto, el foco del conflicto está puesto en Andalgalá, donde el Ministerio de Trabajo provincial dictó la conciliación obligatoria tras dos semanas consecutivas de paro, con piquetes en rutas, en pos de un incremento de 2.000 pesos.

El Gobierno de la justicialista Lucía Corpacci instó a los trabajadores a que abandonen las medidas de fuerza mientras se desarrollen las negociaciones. Pero los trabajadores cortaron ayer la ruta provincial 46, aunque liberando el paso al tránsito cada dos horas, en una medida de fuerza a la que el Ejecutivo tildó de "ilegal".

• En sintonía, en Paraná, los planteos salariales tomaron la forma de medidas de fuerza que obligaron al Ejecutivo comunal a suspender la recolección de residuos en algunos barrios por la falta de personal.

• Asimismo, los trabajadores de San Salvador de Jujuy amenazaron con paralizar el municipio la próxima semana si no tienen respuesta a los reclamos contra la precarización laboral.

• En Tucumán, por su parte, los municipales salieron a reclamar a la gestión del gobernador justicialista José Alperovich que convoque a paritarias, además de su colaboración para que las comunas puedan abonar un bono de 1.000 pesos.

Comentá la nota