Otro aumento lejos del techo del Gobierno: los aceiteros cerraron en un 25 por ciento

Los aceiteros acordaron con las cerealeras aumentos desde un 22 por ciento y un básico de 7564 pesos para las categorías más bajas. Además, un pago único en marzo de 5850 pesos. La negociación cerró muy arriba del tope del 20% que propone el Gobierno y que es rechazado por la mayoría de los sindicatos.

Luego de otras 48 horas de huelga y de la paralización de la producción en varios puntos del país, la Federación Nacional de Trabajadores Aceiteros acordó con la cerealeras un aumento de sueldos que va desde el 22 al 25 por ciento de acuerdo a las categorías de los trabajadores.

Con las negociaciones empantanadas, el jueves los aceiteros habían iniciado un paro por un tiempo indeterminado para actualizar el convenio que había vencido el 31 de diciembre.

En enero también habían paralizado la producción en Molinos Río de la Plata, Cargill y Dreyfus.

Las Cámaras empresarias (Ciara y Carbio) ofrecían un 16 por ciento de aumento pero los trabajadores reclamaban un 26 por ciento. Es que el Sindicato pedía un sueldo básico para la categoría inicial de $7.646, que es el valor del salario mínimo vital, según estudios de la Universidad Nacional de Rosario

Finalmente, las negociaciones finalizaron anoche con un aumento del 22% para la categoría de peón, lo que llevará el básico a $7564. En tanto, los trabajadores con categoría B tendrán un incremento del 23% y los de la C un aumento del 24% y los de la D un 24% más un 1% no remunerativo, lo que lleva el básico 9800 pesos. Además, habrá un pago no remunerativo y único de 5850 pesos para todos los trabajadores que será cobrado en marzo.

El acuerdo rige a partir del 1 de enero de este año hasta el mismo día de 2013 aunque desde el Sindicato no descartaron exigir otra negociación después de fin de año.

“Las paritarias son permanentes, por el convenio están abiertas todo el año. Si surge algo nuevo o una híper inflación, la paritaria está vigente”, le dijo a La Política Online Daniel Yofra, secretario adjunto del Sindicato Aceitero de Rosario.

Con todo, el acuerdo alcanzado está por encima del 20 por ciento que pretende el Gobierno para todas las paritarias y de alguna manera frenar la inflación. Por caso, el Gobierno ofreció un 18 por ciento para los docentes, algo que fue rechazado de plano.

“Estas negociaciones fueron duras porque había muchas especulaciones con las presiones del Gobierno que decían que fijaron un tope. Las empresas se resguardan de atrás de eso, pero hay porcentajes que perjudican a los trabajadores”, señaló Yofra.

Comentá la nota