Otro bloqueo de los camioneros reavivó la pelea por los afiliados

Conductores protestan en distribuidoras de la cadena Maxiconsumo

Por Lucrecia Bullrich |

La ya vieja disputa entre Hugo Moyano y Armando Cavalieri por el encuadramiento sindical de afiliados registró ayer un nuevo capítulo.

Trabajadores del sindicato de camioneros que lidera Moyano bloquearon el ingreso a centros de distribución de un supermercado mayorista en distintos puntos de la provincia de Buenos Aires.

Reclamaron así que los empleados de logística de la cadena mayorista Maxiconsumo pasen del sindicato de Comercio, que capitanea Cavalieri, al gremio de Moyano.

Los camioneros bloquearon el ingreso a las distribuidoras de Maxiconsumo en las localidades bonaerenses de San Justo y Burzaco, y en el norte del Gran Buenos Aires.

Según pudo saber LA NACION, la protesta, que seguía al cierre de esta edición, podría extenderse en las próximas horas a otros centros de distribución de la provincia.

"Si no tenemos una solución clara a nuestros reclamos para mañana [por hoy], esto se va a estirar y vamos a sumar otros locales", advirtieron anoche allegados a Pablo Moyano, hijo de Hugo y número dos del gremio de camioneros.

Avisaron incluso que los bloqueos podrían extenderse a locales de la ciudad de Buenos Aires si no hubiera una "reacción contundente" por parte de la empresa.

El conflicto con Maxiconsumo, dueña de la marca de alimentos Marolio, lleva varios meses.

En octubre pasado, por la misma disputa, los camioneros habían bloqueado supermercados de la cadena en San Nicolás y San Pedro, y locales de la firma mayorista de artículos de limpieza y perfumería Danisant, en el partido de Tigre.

El Sindicato de Camioneros aseguró ayer que la protesta, que afectó el ingreso y la salida de camiones de las distribuidoras durante todo el día y se mantenía por la noche, se decidió porque la empresa "incumplió" un acuerdo.

Según precisaron los camioneros en un comunicado, Maxiconsumo firmó un acta por el que se comprometió a traspasar "a todos los trabajadores comprendidos en la tarea de logística" al convenio colectivo de trabajo que rige la actividad de los camioneros y todavía no lo hizo.

"Cansados de la dilación de parte de la firma, los trabajadores decidieron tomar esta medida hasta el cumplimiento del acta mencionada", concluye el comunicado.

A partir de una reforma estatutaria que el Ministerio de Trabajo avaló en 2003, al sindicato de Moyano le corresponde la afiliación no sólo de los que conducen los vehículos, sino también de los empleados del área de logística, es decir, de carga y descarga, y quienes cumplen tareas de depósito.

De allí que en la última década el jefe de la CGT enfrentada con el Gobierno haya multiplicado la cantidad de afiliados a su gremio.

Cuando Néstor Kirchner desembarcó en la Casa Rosada, tenía cerca de 50.000 afiliados. En 2008, alcanzó los 73.000, según se precisa en el libro Breve historia del sindicalismo argentino, de Santiago Senén González y Fabián Bosoer. Pero actualmente llegó a picos de entre 180.000 y 200.000..

Comentá la nota