Otro paro de actividades en Puerto Quequén

Otro paro de actividades en Puerto Quequén
Comenzó hoy un paro nacional de 24 horas del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA) y de la Unión de Recibidores de Granos de la Republica Argentina (Urgara), que dejará sin operatoria a Puerto Quequén. El reclamo es contra el impuesto a las ganancias, por las asignaciones familiares para los trabajadores, por una nueva ley de ART y una legislación contra el trabajo tercerizado.
Se informó que el paro también es apoyado por la Federación Marítima Portuaria y por la Industria Naval de la República Argentina (Fempinra).

Con la medida, Puerto Quequén estará totalmente inactivo, situación que se suma a la poca operatividad que desde hace más de una semana presenta la estación marítima local, debido al grave conflicto regional que protagonizan las asociaciones de transportistas de cereales y oleaginosas.

En el caso de la medida de fuerza de hoy, los estibadores pararán todas las terminales del puerto de Buenos Aires y Dock Sud. En tanto, los recibidores de granos demorarán todos los embarques de cereales.

Ambas organizaciones gremiales se encuentran enroladas en la CGT Azopardo, que lidera el dirigente camionero, Hugo Moyano.

En diálogo con Ecos Diarios, el secretario general de la Unión de Recibidores de Granos de la Republica Argentina (Urgara) en Necochea, Juan Peralta, informó que “la medida se tomó el último martes, luego de un plenario en Buenos Aires del consejo directivo de la CGT”.

Sobre los efectos de la medida en Puerto Quequén, Peralta señaló que “la operatividad ya estaba resentida por el paro de los transportistas”, y marcó que tendrá su epicentro en los elevadores de granos de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) y Terminal Quequén.

Reclamo

El reclamo más relevante del paro, que comenzará hoy a las 7, es por el impuesto a las ganancias, que pagan los recibidores de granos y los estibadores.

Peralta, de Urgara, explicó que “un trabajador con antigüedad, que hace horas extras porque en esta actividad es algo muy común, más con lo que recibió por el medio aguinaldo, llegó a tener descuentos por ganancias de más de 2.000 pesos”.

Asimismo, marcó que un recibidor de granos en puerto ya está “tocado” por el impuesto a las ganancias.

Peralta señaló que los trabajadores del sector “sintieron mucho” el impuesto, luego de trabajar en plena cosecha, época en la que se suelen hacer más cantidad de horas extras.

También, indicó que “el trabajador puede optar por no hacer las horas extras pero perjudica a la empresa que tiene que cargar los barcos en tiempo y forma”.

Ganancias

El líder del SUPA a nivel nacional, Juan Corvalán, señaló que “pedimos la eliminación total del impuesto, el salario del trabajador de ninguna forma puede ser considerado una ganancia, todo lo que recibe el trabajador lo consigue a través de su esfuerzo total y el sudor de su frente, con el principal objetivo de mantener a su núcleo familiar”.

El titular de los estibadores opinó que “es un error estratégico del gobierno nacional insistir con esta medida, que tanto castiga a los trabajadores, ya que casi siempre el gasto que un trabajador hace con su sueldo se vuelca en el mercado interno, además de pagar IVA y todas las cargas que le corresponde y de las que no reniega, a pesar de ser el más afectado de la cadena de producción”.

Por su parte, Alfredo Palacio, secretario general de Urgara, sostuvo que “vamos a parar los embarques de cereales en todos los puertos del país, en contra de este impuesto regresivo e injusto. Es sólo la punta de un iceberg de una batería de atropellos hacia los trabajadores y a todo el movimiento obrero”.

“Vemos como el gobierno quiere avanzar sobre la legislación sindical, con el objetivo de cercenar los derechos adquiridos y no lo vamos a permitir”, agregó. ///

Comentá la nota