Otro piquete calentó aún más el clima en Fernández Oro

Otro piquete calentó aún más el clima en Fernández Oro

Los municipales no dan el brazo a torcer y presionan para que les den un aumento mayor.

Los trabajadores municipales de Fernández Oro siguen en pie de guerra contra el intendente Mariano Lavín. Los frentes de batalla son varios, así como también las duras acusaciones que el gremio ATE lanzó contra la gestión. En ese marco, ayer volvieron a cortar la Ruta Chica, generando trastornos en el tránsito.

A las 10 se apostaron sobre la cinta asfáltica con cubiertas que minutos más tarde arderían, lo que provocó una gran nube de hubo que se observó a muchos kilómetros a la distancia.

El principal reclamo consiste en el pedido de un aumento salarial mayor al que otorgó el intendente, que consiste en un 8% para el segundo semestre del año, a lo que además se suma un bono para las fiestas de mil pesos.

Desde el gremio consideraron que la suba es muy baja respecto del aumento de los productos de la canasta básica, a pesar de que hubo sindicatos que firmaron el acuerdo con el Municipio.

Dirigentes de ATE recordaron que los municipales orenses son los peores pagos de la provincia y que cada vez se hunden más por los magros aumentos que les dan.

Además, denunciaron que en el Municipio de Fernández Oro se desvían fondos hacia lugares para los que no estaban destinados originalmente y que la gran mayoría de los funcionarios percibe un doble sueldo. En este último punto explicaron que bajo el concepto de horas extra hay muchos que cobran cerca de $20.000 por mes. Esto -aseguraron- “significa alrededor de 150.000 pesos que todos los meses terminan en los bolsillos de los funcionarios de Lavín”.

El corte de ayer trajo algunos problemas en el tránsito, pero no tantos, ya que se concretó a la altura de la vieja estación del tren, dando la posibilidad a los automovilistas de ingresar al casco urbano orense, recorrer unos metros y volver a subir a la ruta.

Rechaza las acusaciones

Por su parte, Lavín aseguró que el aumento salarial ya había sido aceptado por ATE y que los que reclaman en la ruta son sólo 10 de los 190 empleados de la comuna.

Respecto de las horas extra, el intendente dijo que sólo las cobran aquellos empleados que las trabajan y que no se trata de funcionarios. A su vez, recordó que el aumento salarial del 8% para el segundo semestre se suma al 15% otorgado en febrero y que la suba fue de las mayores que se otorgaron en la Provincia.

Comentá la nota